Actualizado 24/03/2007 17:34 CET

El recorte horario de la clase de religión "romperá la armonía" entre los obispos y la Generalitat si se produce

BARCELONA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de la conselleria de Educación de recortar en 35 horas anuales el horario destinado a la clase de Religión "romperá la armonía que tiene que haber entre el Gobierno de la Generalitat y la Iglesia Católica" si finalmente se produce, aseguró hoy en declaraciones a Europa Press el delegado episcopal de educación del Arzobispado de Tarragona, Norbert Miracle. "Las relaciones se verían resentidas porque la asignatura de Religión es un asunto muy importante" para la jerarquía eclesiástica, precisó.

Según Miracle, el recorte horario de la asignatura "pondrá en peligro los lugares de trabajo de muchos profesores de Religión". "Ya hace demasiado tiempo que los maestros de Religión sufren continuos recortes y reducciones de sus derechos", añadió.

Las comunidades que cuentan con una lengua propia tienen un margen para reducir el número de horas que, según la LOE, tienen que destinarse a cada materia. "No sería justo que este recorte sólo fuera a costa de la clase de Religión", lamentó.

"SENTIDO COMÚN".

"Quiero creer que la reducción horaria no se producirá y que la Generalitat tendrá sentido común para mantener las horas de Religión que fija la LOE", dijo Miracle. El delegado episcopal también aseguró que "cargos del gobierno nos han dicho que el proyecto de recorte no es cierto" y "quiero confiar en la palabra de estos políticos", añadió.

El Secretario Interdiocesano de Enseñanza de la Religión Católica celebra hoy un encuentro en la facultad de ciencias de la educación Blanquerna de la Universitat Ramon Llull (URL) con el propósito de que los maestros de Religión de Cataluña puedan intercambiar ideas y experiencias.

Europa Press Comunicados Empresas