Publicado 27/10/2021 14:03CET

El regulador de Consumo de Polonia investiga a Uber Eats y Glovo por posibles fallos en el precio de pedidos

Archivo - Varios repartidores descansan tras haber participado en una pitada con sus vehículos, convocados por Repartidores Unidos y APRA en Oviedo, Asturias (España), a 4 de febrero de 2021. La concentración, que se repite en diez ciudades españolas, se
Archivo - Varios repartidores descansan tras haber participado en una pitada con sus vehículos, convocados por Repartidores Unidos y APRA en Oviedo, Asturias (España), a 4 de febrero de 2021. La concentración, que se repite en diez ciudades españolas, se - Jorge Peteiro - Europa Press - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Competencia y Protección de los Consumidores (Uokik, por sus siglas en polaco) de Polonia ha abierto una investigación contra las plataformas de reparto a domicilio Uber Eats y Glovo ante las quejas que ha recibido por parte de varios clientes por una serie de posibles fallos a la hora de procesar los precios de los pedidos, según ha informado este miércoles en un comunicado.

El presidente de la Oficina, Tomasz Chróstny, ha subrayado que la popularidad de las nuevas plataformas 'online' tiene que tener aparejada "elevados estándares" para la protección de los consumidores.

Entre las quejas que está investigando la Uokik se encuentra el hecho de que varios clientes recibieron un cobro de un importe mayor al pedido que habían realizado al no procesarse correctamente los descuentos que les habían ofrecido. Glovo ha argumentado que los descuentos no se aplicaron porque los clientes no cumplían con los requisitos, pero el organismo ha argumentado que la empresa debería verificar esa elegibilidad antes de aceptar los pedidos.

Asimismo, varios clientes también se han quejado sobre la disponibilidad de los productos a la hora de realizar pedidos. La Oficina ha explicado que algunos clientes no fueron informados de que los productos que compraban no estaban disponibles, por lo ciertos descuentos ligados a un importe mínimo de compra no llegaron a aplicarse.

El regulador de Consumo también investigará las acusaciones a Glovo de que no reembolsaba dinero a los clientes cuando realizaba dos cobros por los mismos productos, cuando se cancelaba un pedido o cuando el pedido no incluía algún producto comprado.

Con respecto a Uber Eats, la Uokik ha recibido quejas sobre que las comisiones por envíos solo figuraban en la factura en el momento de pagar, la falta de devoluciones por pedidos no cumplimentados o cancelados o la no aplicación de descuentos ofertados.

En caso de que el regulador considere culpables de estos hechos a Uber Eats y Glovo les podrá imponer una sanción de hasta el 10% de su facturación.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas