Publicado 03/06/2020 17:49:20 +02:00CET

Renfe, pendiente de una rebaja del canon que paga a Adif para amortiguar la crisis

Tren Avant
Tren Avant - RENFE

Puertos del Estado extiende hasta el 31 de octubre su rebaja de tasas

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Renfe podría lograr una rebaja en el canon o peaje que paga a Adif por el uso de las vías y el resto de infraestructuras ferroviarias, su principal coste de explotación, dado que el pasado año le supuso unos 1.200 millones de euros, con el fin de amortiguar el impacto de la crisis en la operadora, según anunció el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

"Estamos viendo la posibilidad de modificar los cánones que paga Renfe a Adif para que sean abonados en función de las plazas realmente ofertadas, y no las que tiene el tren", avanzó el ministro.

"De esta forma, Renfe puede compensar algo las pérdidas", derivadas de la crisis, añadió Ábalos durante su comparecencia en el Senado.

El canon que Renfe y los futuros operadores que entren en la red ferroviaria abonan a Adif por el uso de la infraestructura constituye a su vez la principal fuente de ingresos de esta compañía.

La rebaja del canon para pagarlo por plaza vendida y no por las totales supondría un apoyo a Renfe durante la crisis, toda vez que la operadora no prevé recuperar hasta 2023 el volumen de viajeros que registraba a comienzos de este año, antes del inicio de la crisis.

Renfe tardará así tres ejercicios en recuperarse del desplome del 46,4% que calcula registrará el número de viajeros transportados este año. En concreto, estima que el número de pasajeros del AVE y la Larga Distancia se hunda hasta un mínimo de 17,1 millones de usuarios este año, frente al máximo histórico de 33,7 millones cosechado en 2019.

La operadora contempla este escenario en un reciente estudio de demanda realizado con ocasión de la crisis pese a que confía en robar 3,4 millones de viajeros al avión en vuelos peninsulares por las condiciones de viaje que se determinen en el transporte aéreo para garantizar la seguridad ante el virus.

Renfe ya registró un impacto en sus cuentas del primer trimestre por la pandemia, a pesar de que el inicio de la crisis y la paralización del transporte para combatirla empezó en la segunda quincena de marzo, dado que se anotó un descenso del 17,7% en los ingresos generados por el tráfico de viajeros en sus trenes AVE y Larga Distancia.

Ábalos se refirió a esta rebaja en el marco de las medidas que su Departamento está tomando para compensar el impacto de la crisis en el transporte, "uno de los más afectados y a los que más les costará salir".

TASAS PUERTOS

Así, el ministro anunció también que se ampliará hasta el 31 de octubre la rebaja de tasas portuarias para las compañías navieras que el Gobierno aprobó el pasado 21 de abril y que se estimaba generaría un ahorro inicial al sector de 100 millones de euros.

Las medidas contemplan reducciones, aplazamientos y excepciones en los pagos que las empresas del sector deben abonar a las autoridades portuarias por ocupación de espacio o instalaciones, por la actividad que realicen, por atracar un buque o usar las terminales de pasajeros, entre otros conceptos.

FONDO PARA EL TRANSPORTE URBANO

En cuanto al transporte público urbano y metropolitano, Ábalos indicó que ultima con Hacienda la articulación de un fondo que compense las pérdidas que buses, metros y tranvías han registrado por el confinamiento.

"Se está trabajando en ello, calculando los impactos en la caída de la movilidad y diseñando los mecanismos de compensación que podrían articularse con las comunidades autónomas y los consorcios de Transporte Público", detalló Ábalos. "Para el Gobierno es muy importante que el transporte público no solo no salga perjudicado, sino reforzado de esta crisis", concluyó.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas