Actualizado 13/09/2022 23:09

Sánchez espera convencer a Francia sobre el MidCat y "garantiza" el suministro de gas argelino

Pedro Sánchez, durante la entrevista en RTVE
Pedro Sánchez, durante la entrevista en RTVE - RTVE

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, espera "convencer" a Francia sobre la posibilidad de incrementar las interconexiones gasistas con el país galo, en referencia al gasoducto MidCat, y también ha subrayado que el gas procedente de Argelia "está garantizado" a pesar de la "discordia" debido al Sáhara Occidental, según ha señalado este martes en una entrevista en TVE recogida por Europa Press.

En cuanto a la oposición del Gobierno francés a la finalización del MidCat, el jefe del Ejecutivo ha resaltado que no se trata de una cuestión bilateral entre ambos países, sino que es una "cuestión europea" y que la posición de España es la de "ser solidarios" con los socios de la Unión Europea (UE) que más dependen del gas ruso, como Alemania, por ejemplo.

En esa línea, ha resaltado que el 10% del gas que se consume en Europa en estos momentos procede de España. En concreto, un 7% corresponde al que llega en forma de gas natural licuado (GNL) a través de metaneros desde Estados Unidos (EE.UU.) y el otro 3% corresponde al procedente de los gasoductos.

Además, ha insistido en que España cuenta con el 30% de la capacidad de regasificación de la UE y que se debe utilizar esa infraestructura para apoyar al resto de los socios europeos.

En cuanto a la situación con Argelia, Sánchez ha asegurado que el suministro de gas procedente del país africano está asegurado debido a que el Gobierno del mismo ha dicho que "España es un socio fiable".

PROPUESTAS ENERGÉTICAS DEL PP

Sánchez también ha valorado el paquete de propuestas en materia energética que ha remitido este lunes el Partido Popular (PP) al Gobierno, en el que se incluyen iniciativas como bonificar las facturas de luz y del gas a aquellos hogares y pymes que reduzcan su consumo.

"Es evidente que las propuestas que se están conociendo por parte del Partido Popular, y singularmente su oposición al mecanismo ibérico, (...) si algo representan es, por un lado, una cierta insolvencia y una defensa, yo diría que hasta desesperada, de unos intereses particulares de las grandes energéticas", ha afeado el líder del Ejecutivo al principal partido de la oposición.

En ese sentido, la mayoría del Congreso ha avalado este martes los nuevos impuestos a las grandes energéticas y a la banca para gravar los supuestos beneficios extraordinarios que las principales empresas de esos sectores estarían obteniendo en la coyuntura actual y que fueron planteados por PSOE y Unidas Podemos durante el debate de admisión a trámite de la iniciativa, que ha suscitado el rechazo de PP, Vox y Ciudadanos.

Sobre el rechazo del PP, el presidente ha hecho hincapié en que el principal partido de la oposición "no es que haya votado en contra de estos gravámenes a los beneificios extraordinarios de las entidades financieras y las grandes energéticas, es que se ha negado hasta incluso a debatirlo en el Parlamento".

"Que ahora mismo haya unos precios de la energía como los que estamos teniendo beneficia a las grandes entidades energéticas", ha defendido Sánchez, que acto seguido ha afirmado no tener "nada en contra de las grandes empresas energéticas ni financieras".

"Es más, me siento orgulloso de que tengamos empresas líderes en el mundo en esos ámbitos. Lo que sí que digo es que en crisis energéticas o en un endurecimiento de la política monetaria (...) hay empresas que se benefician más que otras (...) Es hora de que arrimen el hombro", ha agregado.

"BRUSELAS ASUME LOS POSTULADOS DE ESPAÑA"

El presidente también ha destacado que, a su juicio, "no hay país más creíble que España" en materia energética en Europa en estos momentos debido a que la Comisión Europea "por fin asume muchos de los postulados" que el Gobierno "venía defendiendo desde hace un año".

"En septiembre del año pasado ya empezamos a decir que teníamos que intervenir el mercado eléctrico, ya decíamos que teníamos que topar algunos precios que estaban empezando a no tener una evolución racional (...) y también que debíamos articular medidas en defensa de la clase media y trabajadora", ha subrayado.

En ese sentido, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, presentará este miércoles una propuesta legislativa con las medidas energéticas de emergencia para hacer frente a los altos precios de la energía en el mercado comunitario.

Entre ellas, una reducción obligatoria del consumo de electricidad en horas punta o limitar los beneficios extraordinarios de los productores de electricidad inframarginales y a partir de combustibles fósiles, aunque aplaza poner un tope a las importaciones de gas.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas