El sector de las bebidas refrescantes cerró 2019 con una facturación de 11.700 millones

Refrescos
Refrescos - ANFABRA - Archivo
Publicado: miércoles, 4 diciembre 2019 8:59


Juan Ignacio de Elizalde, director general de Coca-Cola Iberia,
presidente de Anfabra al relevar a Pelayo Bezanilla

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las empresas que forman parte de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (Anfabra), entre las que figuran Coca-Cola, Pepsico, Schweppes Suntury o Red Bull, cerraron 2019 con una facturación de 11.700 millones de euros en España, según consta en los datos de la memoria del sector.

En un año marcado por la estabilidad, el sector de las bebidas refrescantes mantuvo su apuesta por la innovación tras invertir 350 millones de euros en 2019 y haber lanzado más de 200 novedades al mercado.

La industria cerró con una producción de 4.400 millones de litros al año, mientras que la comercialización de refrescos aportó unos 3.800 millones de euros de Valor Añadido Bruto (VAB) a la economía española y 1.400 millones de euros de contribución fiscal.

Además, el sector de las bebidas refrescantes se consolida como motor de empleo, después de haber creado más de 71.000 puestos de trabajo, directos e indirectos.

Respecto al consumo, éste se ha mantenido estable en un año en el que
las altas temperaturas y el turismo han favorecido las ventas de los refrescos fuera del hogar. Así, las bebidas que más crecen son la tónica, la lima-limón, las energéticas y las de té.

Siguiendo la tendencia de los últimos años, el consumo de bebidas bajas en calorías continúa ganando cuota de mercado tras crecer un 4%.
De esta forma, los sabores más demandados son lima-limón (+12%), tónica (+11%), naranja (+8%) y cola (+3,2%).

Durante la asamblea general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (Anfabra) también se ha nombrado a Juan Ignacio de Elizalde, director general de Coca-Cola Iberia, presidente de la asociación y toma el relevo a Pelayo Bezanilla, que llegó a la presidencia en julio de 2018.

NUEVA HOJA DE RUTA PARA ALCANZAR LOS ODS

De esta forma, la industria ha alineado su estrategia a la
consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para lo
que está trabajando en una hoja de ruta para la década 2020-2030.

"Somos conscientes del peso de nuestro sector en la economía y nuestros compromisos con la sociedad son firmes. Sabemos que las compañías debemos avanzar hacia un crecimiento sostenible, ético y comprometido con las personas y el entorno", ha avanzado el presidente de Anfabra durante la asamblea.

Por su parte, el director general de la asociación, Josep Puxeu, ha anunciado que todo esto se concretará en el informe 'Las bebidas refrescantes y los ODS', en el que se está empezando a trabajar y que recogerá los nuevos objetivos de cara a 2030.

El informe señala que el sector de los refrescos entre el 2010 y 2018, se ha reducido el 16% del ratio de consumo de agua y un 17% el de energía. Además, las empresas asociadas llevan años implementando medidas para que los envases de refrescos sean cada vez más sostenibles.

De esta forma, destacan los avances relacionados con los envases plástico PET, para los que empresas han establecido compromisos
que van más allá de la legislación. Además, a través de UNESDA, el sector tiene el objetivo de que para el 2025, las botellas de plástico contengan como mínimo una media del 25% de material reciclado.

Por otro lado, Anfabra ha destacado que en 2019 las bebidas refrescantes sin azúcar crecieron en torno al 4%, y ya suponen el
33% del total. Además, se ha reducido en un 35% el total de azúcar puesto en el mercado procedente de las bebidas refrescantes entre 2005 y 2018.

Más información