El sector comercial denuncia que Economía quiere "relegar" el comercio minorista en su organigrama

Archivo - Consumidor comprando botas en una tienda.
Archivo - Consumidor comprando botas en una tienda. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: viernes, 15 marzo 2024 14:04

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las principales organizaciones de comercio de España han trasladado su "profunda preocupación" ante los cambios estructurales que planea el Gobierno en la Secretaría de Estado de Comercio, de la que desaparecerá el comercio minorista.

En un comunicado, han alertado de "las nefastas consecuencias que esta medida podría tener en un sector estratégico para la economía como es el comercio".

En concreto, ACC, Acema, Aneco, Andimac, Aneda, Arte, CEC, Cedecarne, Cocem, FECE, Fedepesca, Metrae y MFE se han unido para denunciar que estos cambios, que previsiblemente se publicarán en los próximos días, pasan por dar más peso al comercio exterior, "quedando el minorista relegado a la Dirección General de Política Económica, dependiente de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa".

De este modo, las funciones de "un órgano clave en la ordenación, la promoción y el fomento del sector comercial se verán diluidas en otros departamentos de economía".

Estas asociaciones profesionales han recordado que la distribución comercial es un pilar fundamental de la economía española que aporta alrededor del 14% del PIB, siendo la segunda actividad económica que más contribuye.

Se trata, además, de "un sector tractor de primera magnitud de la economía nacional y desempeña una función social imprescindible para garantizar un acceso seguro, eficaz y eficiente de los consumidores a bienes de primera necesidad y de otros igual de importantes".

Así, consideran que es "incomprensible que un sector tan estratégico como el comercio minorista vaya a quedarse sin una Dirección General y una Secretaría de Estado".

Desde estas organizaciones afirman que este cambio se traducirá "en una pérdida de interlocución directa entre el sector comercial y la Administración en un momento, además, especialmente delicado".

Por ello, han exigido al Ejecutivo que reconsidere esta decisión para poder seguir manteniendo "un diálogo directo, abierto y efectivo con el sector, que permita a ambas partes abordar los importantes desafíos que afronta el comercio en la actualidad".