Sniace detiene uno de sus grupos de cogeneración y una fábrica por los nuevos impuestos eléctricos

Actualizado 14/06/2013 14:33:06 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sniace ha parado una de sus turbinas de cogeneración con el objeto de "minimizar" el impacto de los nuevos impuestos eléctricos, lo que ha tenido como consecuencia el cese de la actividad de su fábrica de viscosa mientras se estudia una reorganización del negocio para hacer frente a la nueva normativa.

La empresa realiza esta consideración en respuesta a un requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En la nota remitida al supervisor del mercado dice que una modificación del 'impuesto verde' al gas tendría un efecto "positivo" para su actividad, así como la inclusión de sus turbinas de cogeneración en el régimen económico especial.

En cuanto a su plan de sostenibilidad, indica que su proyecto de ampliación del secadero en celulosa está pendiente de conversaciones con entidades financieras españolas e internacionales con el objeto de estudiar su financiación, que puede ascender a 25 millones de euros.

Sobre "las negociaciones que se están manteniendo con un grupo europeo industrial para llegar a un acuerdo de colaboración" acerca de la adaptación de su planta de Viscocel para fabricar solo fibra retardante al fuego, anuncia que "no han llegado a fructificar".

Sniace también indica que la fecha de finalización de su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el próximo 15 de julio determinará "de forma importante" la toma de decisiones en la empresa.

Europa Press Comunicados Empresas