Actualizado 28/04/2010 22:59 CET

Standard & Poor's dice que hay diferencias entre España, Grecia y Portugal

LONDRES, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) negó este miércoles que la decisión de rebajar el rating de España de 'AA+' a 'AA' tenga algo que ver con las revisión de las calificaciones de Grecia ('BB+') y Portugal ('A-') realizadas este martes, ya que existen "diferencias fundamentales" con estos países, tal y como reflejan las notas de la deuda de cada país.

Durante una 'conference call', los analistas del rating de Reino de España, Marko Mrsnik y Myriam Fernández de Heredia, defendieron que, pese a la rebaja del rating de su deuda, España es "un emisor con una capacidad muy fuerte para cumplir con sus compromisos financieros" y sigue manteniendo "una nota excelente".

En este sentido, consideró que no existe "ningún riesgo" de que el Estado tenga problemas para captar financiación este año, en el que la agencia prevé un incremento de la deuda neta de la Administración de 80.000 millones de euros. Asimismo, recordó que la calificación 'AA' implica que el riesgo de impago de la deuda "es cero".

Mrsnik rehusó dar detalles sobre una futura rebaja del rating de España o de la magnitud de la misma y recalcó que mantener la perspectiva 'negativa' o modificarla a 'estable' depende de si alcanza sus objetivos fiscales, así como de las perspectivas de crecimiento.

Por otra parte, restó importancia a que la rebaja del rating de España se haya llevado a cabo poco antes del cierre de la Bolsa española, que cerró con una caída 2,99%, y aseguró que la agencia desempeña un "trabajo continuado" y comunica sus decisiones una vez tomadas, "independientemente de la hora" y sin tener en cuentas las consecuencias que pueda tener en los mercados.

RIESGO PARA EL CRECIMIENTO.

Mrsnik también subrayó que la agencia sigue creyendo que el Gobierno español va a cumplir con el objetivo presupuestario para 2010, pero apuntó que el "largo periodo" de bajo crecimiento que sufrirá el país va a poner en riesgo la estrategia presupuestaria del Gobierno, "por lo que necesitará ser apoyada por medidas adicionales".

En este sentido, señaló que la agencia analizará de cerca todas las medidas presentadas por el Gobierno para lograr la consolidación fiscal, e insistió en que lo importante es la implementación de esta medida para que no falle la estrategia presupuestaria prevista por el ejecutivo. Sobre el plan de austeridad, que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, rehusó dar una opinión concreta porque no tiene detalles sobre su contenido

Mrsnik reconoció que las nuevas previsiones de crecimiento de España a medio plazo de la agencia "perjudican" su visión de la estrategia presupuestaria del Estado. Añadió que los ingresos pueden ser más bajos de lo que se prevé a medio plazo, así como que puede haber presiones para subir el gasto público o mantenerlo en un nivel más elevado del que recoge el plan de estabilidad.

Para S&P, los principales problemas a los que se enfrente España ahora es a su elevado nivel de desempleo, que seguirá aumentado este año, junto con un mercado de trabajo poco flexible, el desequilibrio entre la demanda interna y la externa y el elevado endeudamiento del sector privado.

Europa Press Comunicados Empresas