Publicado 17/11/2020 12:59CET

Trabajadores de Kelvion inician una huelga indefinida contra el ERE para toda la plantilla

BILBAO, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los 73 trabajadores de Kelvion Thermal Solutions, ubicada en la localidad vizcaína de Igorre, han iniciado una huelga para rechazar el ERE presentado por la empresa para totalidad de la plantilla y en defensa de los puestos de trabajo.

El comité de empresa ha hecho público un comunicado en el que expresa "su absoluto rechazo" al Expediente de Regulación de Empleo, porque supone "de facto, la deslocalización y desindustrialización, de una comarca como la de Arratia, socialmente muy castigada".

Durante un asamblea celebrada este pasado lunes, el comité trasladó a los trabajadores que la dirección de Kelvion "ha cometido varias irregularidades en el inicio de la presentación del ERE", lo que ha llevado a "anular las dos primeras reuniones en las que la empresa ha intentado iniciar el período de consultas".

Según ha precisado el órgano de representación de la plantilla, "una de las irregularidades más graves" ha sido la "alteración deliberada" de la lista de trabajadores adscritos a cada centro de trabajo "con la intención de quitar la representación real de la plantilla de Igorre y así dejarla en minoría en la comisión negociadora".

Otra de las irregularidades sería, según el comité, que la empresa no ha informado al comité europeo de la multinacional de la presentación del despido colectivo, "requisito de obligado cumplimiento según los estatutos del grupo empresarial". "Estas irregularidades demuestran la falta de buena fe y voluntad negociadora de la dirección de Kelvion en este proceso", ha dicho.

El comité ha reiterado su intención de mantener la huelga, a la vez que ha exigido la retirada del ERE y la apertura de "una negociación real" sobre el mantenimiento de la actividad económica de Kelvion Thermal Solutions.

El Comité de empresa ha insistido en que la empresa "es viable" y ha denunciado "la decisión de la empresa de deslocalizar la producción y vaciar de carga de trabajo a los tres centros de trabajo, situados en Igorre, Cantabria y Madrid". "Durante el mes de noviembre, la dirección de la empresa desvió pedidos de alrededor de 800.000 euros que habían sido adjudicados a la planta de Igorre", ha advertido.

El comité de empresa, que se reunirá con el Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco el próximo jueves, 19 de noviembre, ha afirmado que la intención de la plantilla que el inicio de la huelga indefinida "suponga la concienciación y denuncia social de las consecuencias que un cierre de este tipo supondría para el empleo y la supervivencia de la actividad industrial en la comarca de Arratia".

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas