6 de junio de 2020
 
Publicado 01/04/2020 15:01:04 +02:00CET

UGT FICA insta a patronales agrarias a emplear a parados españoles ante la falta de mano de obra en el campo

Un agricultor en el campo.
Un agricultor en el campo. - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA) ha reclamado a las patronales agrarias que empleen parados nacionales ante la falta de mano de obra en el campo, después de que en los últimos días estén pidiendo que se permita la presencia de temporeros extranjeros.

En concreto, el sindicato ha rechazado la solicitud realizada por algunas patronales agrarias para que se permita hacer una excepción a la Declaración de Estado de Alerta y al cierre de las fronteras para acoger a migrantes extranjeros.

El sindicato denuncia que el problema de la falta de mano de obra para el campo tiene que ver con la "precariedad y las pésimas condiciones laborales" que ofrecen algunos empresarios agrícolas a los temporeros, y por ello, reclama que se mejoren las condiciones laborales que ofrecen a los trabajadores para recuperar el empleo y poder hacer frente a las inminentes campañas.

"La solución actual no está en permitir la entrada de migrantes en nuestro país en unos momentos tan delicados ni en regularizar la situación de los migrantes que viven aquí, sino en aprovechar a los miles de trabajadores desempleados que hay en la actualidad y ofrecerles unas condiciones dignas que hagan atractivo el trabajo en el campo", han señalado.

De esta forma, UGT FICA reclama también que se cumplan los convenios colectivos vigentes y se aplique el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aprobado para este año, ya que en algunas provincias denuncian que los empresarios están dejando de pagar a sus trabajadores hasta 4 euros diarios menos.

El secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, ha avanzado que están valorando la posibilidad de plantear, cuando finalice el estado de alarma, "una huelga en las provincias cuyas patronales agrarias siguen negándose a pagar los 950 euros del SMI".

"No es de recibo que las patronales reclamen al Gobierno mano de obra migrante, que suele trabajar con peores condiciones laborales, y al mismo tiempo se nieguen a aplicar el SMI aprobado por ese mismo Gobierno para mejorar la situación de los trabajadores del campo", señala Terrón.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas