Zapatero descarta más nucleares porque España no tiene agua como Francia para refrigerar los reactores

Actualizado 05/06/2008 15:52:30 CET
Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   MADRID/LONDRES, 5 Jun. (OTR/PRESS) -

   Con el actual Gobierno no habrá nuevas centrales nucleares en España, ni se potenciarán las inversiones en este sector energético. Así lo asegura el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista al diario británico 'Financial Times', en la que subraya que España es un país que, a diferencia de Francia, no cuenta con la cantidad de agua suficiente para desviarla hacia la refrigeración de las plantas nucleares.

   Además, el jefe del Ejecutivo admite que se está dando "un ajuste importante" en el sector inmobiliario y en el de la construcción y aboga por que la industria o el sector servicios tomen el relevo como principales motores del crecimiento económico español.

   "Una apuesta por la energía nuclear sería la opción fácil, pero no la mejor apuesta a largo plazo", asegura el presidente del Gobierno durante la entrevista con el periódico económico, recogida por otr/press. "Apoyar la opción nuclear erosionaría el interés en las renovables", señala Zapatero, que subraya que este tipo de energía -la renovable- tiene el valor adicional de "proveer un gran ímpetu a la investigación y el desarrollo". "Nuestra posición es muy clara: mantendremos nuestro calendario para el cierre de plantas nucleares, salvo por circunstancias excepcionales", remacha.

   Del mismo modo, Zapatero anuncia que su Gobierno no "fomentará" nuevas inversiones en el sector de la energía nuclear, pero descarta que se trate de una cuestión de principios. "El mundo tiene un opción energética que ha explotado poco, que se ha estudiado poco y ésta es la energía renovable", señala Zapatero, que asegura que en España hay una apuesta "firme" por este tipo de energía y "ese tiene que ser el camino a seguir". "Es verdad que es cara y no puede hacerse sin el apoyo del sector público", admite el presidente, que augura que será un importante factor de inversión en el futuro.

   Preguntado por si la interconexión eléctrica con Francia y la importación de potencia eléctrica generada por centrales nucleares galas no es, al fin y al cabo, aprovecharse de la energía nuclear de todas formas, Zapatero señala que el "coste futuro" de la importación para España no es el mismo. "Cada país tiene sus opciones. Francia ha apostado fuerte por la energía nuclear, pero tiene un montón de agua, que es un importante componente en el proceso -para el refrigeración de los reactores. España, desafortunadamente, no tiene ese tipo de disponibilidad de agua", añade el presidente del Gobierno.

   Sin embargo, Zapatero no descarta que, en algún momento, la interconexión eléctrica con Francia sirva para que España envíe energía al país vecino "y bien podría ser electricidad producida por fuentes renovables". También sobre materia energética, el jefe del Ejecutivo destaca que la política europea sobre este asunto debe construirse sobre la seguridad de suministro y la cooperación. "No todos los países pueden aspirar a tener campeones nacionales", señala el presidente, para remarcar que la cooperación debe ser tanto en el área de la investigación y el desarrollo, "a nivel corporativo".



Europa Press Comunicados Empresas