Publicado 18/03/2015 18:51CET

El número de trabajadores afectados por expedientes de mediación baja un 73%

ZARAGOZA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El número de trabajadores afectados por expedientes de mediación ha bajado en la comunidad aragonesa un 73 por ciento en 2014, según se ha indicado en la Jornada sobre Mediación Laboral que se ha celebrado este miércoles en Zaragoza, en el Edificio Pignatelli

En sus 16 años de existencia el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) ha intervenido en 85.300 conflictos individuales y 1.900 conflictos colectivos, afectando a más de 1 millón de trabajadores y a cerca de 155.000 empresas.

El SAMA ha acreditado ser un instrumento ágil, eficiente, plenamente consolidado en el ámbito de las relaciones laborales y valorado por profesionales y usarios.

La jornada, que ha contado con la presencia de los secretarios generales de UGT-Aragón y CC.OO.-Aragón, Daniel Alastuey, y Julián Buey, respectivamente, representantes de organizaciones empresariales, como el presidente de CEPYME-Aragón, Aurelio López de Hita, así como el director general de Trabajo del Gobierno de Aragón, Jesús Divasson, y la directora gerente del SAMA, Concha Gil, entre otros.

La conflictividad laboral se está reduciendo a parámetros más "habituales" en una economía avanzada. Los últimos datos, referidos a 2014, así lo acreditan, ha expuesto Divasson.

Asimismo ha recordado que "podemos constatar una fuerte bajada en los ERE registrados, tanto suspensivos como extintivos, tendencia consolidada que estabiliza la incidencia de este fenómeno en nuestro tejido productivo. Los expedientes tramitados se han reducido con respecto al año anterior en un 52 por ciento (de 1.321 a 626), afectando a casi un 70 por ciento menos de trabajadores (de 23.800 a 7.500) en nuestra comunidad autónoma".

Respecto a las inaplicaciones de convenios colectivos se ha constatado un notable descenso. Los expedientes tramitados se han reducido con respecto al año anterior de 96 a 67, afectando a un 82 por ciento menos de trabajadores (de 5.790 a 1.041).

Este escenario de menor conflictividad laboral derivado de la mejora económica general se ha traducido en una reducción de un 14 por ciento en la actividad del SAMA, los expedientes tramitados han pasado de 8.821 a 7.580). Igualmente ha descendido un 73 por ciento el número de trabajadores afectados por expedientes de mediación.

UN MILLÓN DE TRABAJADORES

El papel del SAMA desde su puesta en marcha ha sido fundamental en las relaciones laborales. Se ha convertido en un modelo de referencia y su influencia entre los empresarios es notable. En sus 16 años de existencia ha intervenido en 85.300 conflictos individuales y 1.900 conflictos colectivos, afectando a más de 1 millón de trabajadores y a cerca de 155.000 empresas.

"Este descenso de la conflictividad laboral, ha reseñado Divasson, responde no sólo a la mejora de la situación económica, sino también a una de nuestras grandes ventajas competitivas como Comunidad Autónoma: el diálogo social".

El director general de Trabajo ha manifestado que "Aragón es una Comunidad Autónoma modélica en este ámbito y debemos esforzarnos por mantener este importante activo intangible que es la fluidez y cordialidad en el diálogo social entre Gobierno y representantes de los trabajadores y de los empresarios".

"En 2014 podemos hablar de una fuerte bajada consolidada y estabilización de los expedientes de regulación de empleo tanto temporales como extintivos", ha dicho Jesús Divasson.