Actualizado 02/06/2020 11:39 CET

Tubos Reunidos reduce sus pérdidas un 22%, hasta 10,4 millones, en un contexto marcado por el Covid-19

Prevé para el resto del año una reducción de ventas y márgenes frente a las previstas y la prioridad en 2020 es la "protección de la tesorería"

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tubos Reunidos ha registrado unas pérdidas de 10,4 millones durante el primer trimestre de este año, lo que supone un descenso del 22% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid-19.

Entre enero y marzo, la cifra de negocios alcanzó los 77,1 millones, un 11% más que un año antes, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En un comunicado, la compañía ha señalado que el primer trimestre de este año ha venido marcado por la irrupción del Covid-19 y ha destacado que su rápida evolución, a escala mundial, supone una "crisis sanitaria sin precedentes" que está impactando en el entorno macroeconómico y en la evolución de los negocios, lo que ha afectado a los planes iniciales de la compañía para 2020.

No obstante, ha señalado que han registrado en este primer trimestre de 2020 un mejor comportamiento respecto al mismo periodo de 2019, incrementando las ventas y registrando un Ebitda positivo.

Tubos Reunidos ha indicado que aún es "pronto" para determinar los impactos económicos y sociales de la crisis sanitaria actual, así como su reflejo en la cuenta de resultados de este año.

Sin embargo, ha destacado que el apoyo mostrado de nuevo por las entidades financieras a la compañía, el "esfuerzo y sacrificio" efectuados en los últimos ejercicios, junto con el "firme compromiso y motivación" del equipo humano, permiten "afrontar esta incierta y compleja situación con un moderado optimismo".

En este contexto, ha indicado que los resultados del primer trimestre ya se han influenciados por la crisis sanitaria internacional provocada por el Covid-19. En este sentido, ha subrayado que, tras las medidas de cese de actividad impuestas por el Gobierno español en marzo, se procedió a la parada temporal de la actividad de las plantas productivas en España para eliminar el riesgo de contagio a la plantilla y la de EEUU no se llegó a parar pero hubo una reducción de su nivel de actividad.

En esta situación, el importe neto de la cifra de negocios consolidada del primer trimestre se sitúa en un importe de 77,1 millones, lo que supone un incremento del 11% respecto a la cifra del mismo período de 2019. El Ebitda alcanza los 0,7 millones positivos en contraste con los 4,8 millones de euros negativos del primer trimestre de 2019.

En relación a sus ventas, subraya el mejor posicionamiento en mercados como el del Este de Europa, Oriente Medio, Norte de África y Lejano Oriente, mientras que el peso de la facturación del Grupo a Estados Unidos en el período se ha reducido al 26%, frente al 42% del mismo período del pasado año.

Tubos Reunidos ha subrayado el dato de las ventas al sector Downstream, que ha pasado a ser el principal 'driver' del negocio en el período, suponiendo el 43% del total, frente al 29% en el primer trimestre de 2019, mientras que la facturación en el sector Upstream (OCTG) ha alcanzado un 24%, en contraste con el 34% del primer trimestre del pasado año.

Tubos Reunidos ha explicado que la mejora en márgenes de la "creciente" actividad en pedidos de mayor valor añadido, unida a la mayor presencia en otros mercados geográficos, ha contribuido "de manera positiva" a la "significativa mejora" en el Ebitda respecto al mismo período del ejercicio anterior.

La cuenta de resultados de la compañía, un vez considerado el efecto del resultado financiero, ha arrojado un resultado negativo atribuible al Grupo por importe de 10,4 millones, lo que supone una mejora de 2,9 millones respecto a las pérdidas reflejadas en el mismo período del ejercicio anterior. Tubos Reunidos ha precisado que el resultado financiero refleja gastos financieros por importe de 4,1 millones de euros que no supondrán una salida de caja en el presente ejercicio.

El Grupo ha indicado que es previsible que la situación general de los mercados pueda provocar un aumento general de las "tensiones de liquidez en la economía internacional, de muy difícil cuantificación" en estos momentos.

Por ello, el Grupo dio a conocer este lunes que ha formalizado con entidades financieras de primer nivel una nueva financiación extraordinaria y parcialmente garantizada por parte del ICO por importe de 15 millones. Además, ha suscrito una novación del acuerdo marco de la refinanciación de finales de 2019.

La compañía ha señalado que durante este primer trimestre el flujo de caja operativo ha alcanzado un importe positivo de 0,6 millones de euros. Según ha indicado, han logrado reducir la inversión en circulante del Grupo en un importe de 23,7 millones en este trimestre, aunque el cómputo global de circulante del Grupo no refleja aún la reducción de la actividad derivada del efecto de la pandemia.

Las inversiones netas de capital del primer trimestre han supuesto una salida de caja de 1,1 millones, manteniéndose en importes reducidos los próximos trimestres tras la finalización de los pagos derivados de los proyectos de inversión 2012-17. El flujo de caja libre obtenido en el período ha ascendido a un importe positivo de 23,1 millones.

PERSPECTIVAS

El Grupo ha señalado que la rapidez con la que está decayendo la actividad económica, producto de las medidas tomadas para contener la expansión del virus, ha llevado a un "colapso sin precedentes en el precio del barril de petróleo".

En este sentido, ha manifestado que, a día de hoy, no es posible determinar "ni el momento ni la velocidad de la recuperación", lo que se traduce en una "reducción severa" en las inversiones en exploración y producción en petróleo y gas, lo que afectará a toda la cadena de valor.

Tubos Reunidos observa un comportamiento relativamente mejor del mercado del gas que el del petróleo y ha añadido que el segmento de Generación de Energía eléctrica, Petroquímica y Refino (Downstream) ya venía sufriendo retrasos y se espera una ralentización "más intensa en las decisiones sobre nuevos proyectos en los próximos meses".

No obstante, ha indicado que se observan "oportunidades interesantes" en proyectos de energías renovables y de complejos petroquímicos. En el segmento Midstream y Mecánico, tanto la cartera existente como las perspectivas de contratación son "más estables".

Por su parte, Asia y Oriente Medio se mantienen como las áreas geográficas más activas.

Por otra parte, ha destacado que ha concluido el Plan Transforma 360 con la implementación de 117 iniciativas, desde su inicio en julio 2017, que han supuesto llegar al 61% del potencial de mejora de 45 millones objetivo de Ebitda recurrente.

Tubos Reunidos ha añadido que el mantenimiento de los aranceles al acero en Estados Unidos, así como la disrupción en las cadenas de valor provocadas tanto por la guerra comercial entre Estados Unidos y China como, sobre todo, por las dudas generadas ante la evolución post Covid-19, exigen "medidas adicionales y diferentes" y, por tanto, una revisión del Plan Estratégico del Grupo Tubos Reunidos, de manera que se profundizará y redefinirá la estrategia de diversificación de productos y mercados ya en marcha.

La expectativa para el resto del año es una reducción de ventas y márgenes frente a las previstas inicialmente, cuya magnitud dependerá de la profundidad de la crisis y de la velocidad de recuperación. En estas circunstancias, el Grupo Tubos Reunidos ha indicado que se ha marcado como prioridad en el ejercicio 2020 la "protección de la tesorería".

Tubos Reunidos ha advertido de que la crisis sanitaria, cuyos primeros efectos se han empezado a percibir durante este primer trimestre, tendrá un "mayor impacto" sobre los resultados del segundo trimestre y, previsiblemente, durante el resto del ejercicio.

Para leer más