Actualizado 15/11/2007 20:31 CET

AVE.- Torres (FGC) dice que la oposición debe rectificar por su "lamentable" acto de "demagogia" en el Parlament

BARCELONA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), Joan Torres, opinó hoy que CiU debe "rectificar" por su "irresponsable" acto de "demagogia" ayer en el Parlament al presentar "un informe ordinario de control de actividades como una prueba" de negligencia de FGC, y lamentó que eso "haya puesto en duda la profesionalidad y responsabilidad de todos los técnicos" de la empresa pública.

CiU presentó ayer un acta de FGC del 15 de octubre que advierte de la entrada de hormigón en la misma vía en la que cinco días después hubo desprendimientos por inyecciones de hormigón de las obras del AVE. Artur Mas preguntó en el Parlament al presidente catalán si el Govern sabía que podía haber problemas en esa vía antes de que el 20 de octubre se produjera el incidente.

En rueda de prensa, Torres hizo hincapié hoy en que "cada día" se generan informes como el presentado ayer por CiU, e insistió en que son "simples mecanismos de control interno que pueden llegar a pasar por unos 45 cargos" de la empresa.

En este sentido, consideró "sospechosa" la aparición de este informe, puesto que "algunos de los que ayer lo presentaron han trabajado en FGC y conocen los mecanismos de funcionamiento" de ésta.

"Basta ya de presiones a las obras públicas en Catalunya y a los técnicos que las ejecutan", dijo, e incidió en que es "lamentable" que políticos de nivel "hagan este tipo de interpretaciones técnicas" sobre temas que desconocen y que afectan al futuro de las infraestructuras de Catalunya, y que van a vivir en un futuro un proceso de transferencia de competencias que requiere la confianza de la ciudadanía.

También explicó que, aunque el informe alude a un escape de cemento en la vía de los ferrocarriles catalanes, este problema "no tiene nada que ver" con las inyecciones de cemento que Adif estaba realizando encima del túnel de FGC y que causaron el corrimiento de pantalla que dejó sin servicio la línea el día 20 de octubre, puesto que se refiere a unas inyecciones de hormigón realizadas en el túnel del AVE y que "sólo afectaron a la circulación durante 20 minutos".

Torres concluyó que "es imposible" asegurar con este informe que alguien pudiera predecir lo que sucedió el día 20, puesto que "la incidencia fue otra y se produjo en lugares diferentes".

Por su parte, el director de proyectos de FGC, Pere Calvet, destacó que, a pesar de que las obras del AVE no se estuvieran realizando bajo el túnel de FGC, "la incidencia se podría haber producido igual".

Calvet recordó que fue precisamente un conductor de FGC quien se dio cuenta de la incidencia del dia 15, "lo que demuestra que el control de velocidad a 10 kilómetros por hora al que se sometía a los trenes a su paso por las obras del AVE ha funcionado como mecanismo de control para detectar incidencias y reparlas".

Al control visual de los conductores, Calvet sumó las inspecciones diarias que los técnicos de Adif realizaban en las infraestructuras de FGC y que "producian informes que eran revisados de forma exhaustiva".

"Ninguno de estos informes, reveló que se hubiese producido un corrimiento de las pantallas de FGC, ni un movimiento en la catenaria o las vías", aseguró el responsable de proyectos de FCG, quien además recordó que "en el momento en que se ha producido este corrimiento, se ha detenido la línea" para garantizar la seguridad.

Sobre el restablecimiento del servicio de los ferrocarriles catalanes, los responsables de FGC afirmaron que aún no se puede dar una fecha concreta, y que pedirán las responsabilidades pertinentes a Adif por las consecuencias producidas por el incidente, que ha dejado ocho trenes sin servicio --detenidos entre plaza de España y la zona del incidente-- y que han provocado la reducción de la ocupación de esta línea en un 20%.