Actualizado 27/10/2007 18:47 CET

AVE.- Trias (CiU) exime a la constructora de los problemas y culpa al Gobierno central

BARCELONA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, señaló hoy al Gobierno central como "culpable" de los problemas surgidos en las obras de construcción del AVE en Barcelona, y no la empresa OHL. "El culpable normalmente no es la constructora, sino quien dirige las obras", dijo, antes de reconocer que "rescindir un contrato es muy difícil".

En declaraciones a Europa Press, destacó la "ineptitud" de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, de quien dijo que se encuentra en "crisis total y absoluta de credibilidad" porque "no se la cree nadie", después de que hoy asegurara que finalmente el Gobierno central no rescindirá la contratación a OHL por los problemas surgidos.

Destacó que los líderes de las obras del AVE en Barcelona "tienen dos nombres muy claros: la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán". De ellos, pidió su dimisión y, por extensión en Catalunya, también la del conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal.

DESCONFIANZA "TOTAL Y ABSOLUTA" DE LOS CIUDADANOS.

"Esto parece el juego de los disparates y los ciudadanos no se merecen esto", sostuvo Trias, quien también lamentó que "la gente desconfía de todo y está asustada de que el tren de alta velocidad pueda cruzar Barcelona". "Se ha generado desconfianza total y absoluta", aseveró.

Por otra parte, pidió al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, "que cumpla con lo que se aprueba" en el pleno del consistorio, en relación a la petición de dimisión de Álvarez, aprobada ayer por el Ayuntamiento de Barcelona con los votos de CiU, PP y ERC, que también pedían una revisión del trazado.

"El Ayuntamiento de Barcelona debe respetar lo que ha decidido el Consistorio" y parece que "después todo el mundo disimula y silba", criticó Trias.