Publicado 10/08/2022 11:15

El Gobierno lanza un proyecto piloto para traer en Renfe 600 toneladas de maíz de Ucrania a España

Tren de Renfe Mercancías
Tren de Renfe Mercancías - MITMA

Atravesará 2.400 kilómetros en el modo de transporte menos contaminante

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha iniciado un proyecto piloto para transportar grano de maíz en tren desde Ucrania hasta España, como alternativa o complemento al modo marítimo, en un momento marcado por la invasión de Rusia y las limitaciones en los puertos del Mar Negro.

De esta forma, Renfe Mercancías ya ha enviado 25 contenedores de 40 pies a la frontera entre Polonia y Ucrania para transportar 600 toneladas de maíz ucraniano hasta España, según ha informado el Ministerio en un comunicado.

Se trata de una prueba piloto con la que el Gobierno busca demostrar la viabilidad técnica y económica del transporte ferroviario de cereal, a través de la autopista ferroviaria que atraviesa Europa desde Lodz (Polonia) hasta Barcelona Can Tunis (España).

En concreto, el tráfico de ida es Madrid-Ludwigshafen-Duisburgo-Lodz-Chelm, mientras que el de vuelta es Chelm-Lodz-Duisburgo-Barcelona Can Tunis a través de la autopista ferroviaria, lo que implica un recorrido aproximado de 2.400 kilómetros.

La logística del transporte está prevista que se realice entre Ucrania y España haciendo el trasvase de la mercancía en Chelm (Polonia), a 25 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Los contenedores, cuyo interior se ha adaptado con 'liners' (grandes bolsas especiales para el transporte del grano), partieron el martes por la noche de la madrileña estación de Abroñigal con destino a la localidad polaca de Chelm, donde se espera que llegue en la cuarta semana de agosto.

Allí, la mercancía será trasvasada a los contenedores de Renfe Mercancías para su posterior traslado a la terminal utilizada por el operador logístico Kombiverker, en Lodz. El traslado entre Lodz y Chelm lo realiza el operador ferroviario polaco DBP.

Una vez cargados los contenedores, el tren circulará en ancho estándar (UIC) desde Lodz hasta Barcelona Can Tunis, como destino final ferroviario. Desde la terminal barcelonesa se realizaría el acarreo de la mercancía hasta el cliente final, con la previsión de que llegue a España a primeros de septiembre.

Renfe aportará, además, sus locomotoras 252 para facilitar la tracción desde Le Soler (Francia) hasta Barcelona. Los primeros pasos de este proyecto piloto coinciden con la reapertura de los puertos del Mar Negro y las rutas marítimas cerealeras supervisadas por Turquía.