Publicado 21/01/2022 18:01

Logroño aspira con 'Enópolis' a impulsarse como "ciudad del vino" integrando patrimonio, cultura o gastronomía

Presentación del proyecto de Logroño 'Enópolis' en Fitur
Presentación del proyecto de Logroño 'Enópolis' en Fitur - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Logroño aspira con el proyecto 'Enópolis' a impulsar la capital de La Rioja como "ciudad del vino", a través de integrar patrimonio, cultura, gastronomía, las bodegas, la calle Laurel o la gastronomía, en general.

   Precisamente, el proyecto se ha presentado en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en el estand de La Rioja, por parte del alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y la concejal de Turismo, Esmeralda Campos. En declaraciones a Europa Press, la responsable turística logroñesa ha resaltado que "se busca que todos estos atractivos que ofrece la ciudad los disfruten todos los que nos visitan, pero sobre todo que repitan".

   Es un Plan Estratégico, que contará hasta 2025, con una inversión de 15 millones de euros, con un total de 31 actuaciones, siendo una de las más importantes la reapertura del Centro de la Cultura del Rioja (CCR), prevista para el segundo semestre de 2022.

   Campos ha indicado que gira en seis ejes de actuación como son la cultura; patrimonio histórico; conocimiento e innovación; turismo; desarrollo e integración social; y sostenibilidad. No ha obviado, asimismo que busca "aunar la formación y el mundo de la empresa, porque además el vino tiene a su alrededor tiene mucha empresa tecnológica, por lo que queremos aunar todos esos activos que tenemos alrededor del vino en nuestra ciudad".

   Para Campos algo importante es que "no tenemos que crear nada, porque Logroño ya lo tiene, y es un privilegio que un municipio cuente con ocho bodegas centenarias en su término municipal, con unos viñedos y una arquitectura maravillosa, y con proyectos tecnológicos que llevan muchos años funcionando". Por ello, ha insistido la concejal de Turismo "no hay que crear nada sino que hay que creernoslo y contarlo bien".

PROPUESTA HETEROGÉNEA DE LAS BODEGAS DE LOGROÑO

   Precisamente, la portavoz de la Asociación Bodegas de Logroño, Elena Pilo, ha aprovechado el marco de FITUR para dar a conocer los proyectos de su entidad, que "llevamos ya dos años consolidados, y estamos trabajando en el desarrollo de materiales que sirva de promoción conjunta del destino, así como un plano turístico de la ciudad, un cuaderno de venta para profesionales o un video promocional de la oferta enoturística de la ciudad". Todo ello se puede consultar en la web www.bodegasdelogrono.es.

   Las ocho bodegas de Logroño son 'Arizcuren', 'Campo Viejo', 'Franco-Españolas', 'Marqués de Murrieta', 'Marqués de Vargas', 'Olarra', 'Ontañón el Templo del Vino' y 'Viña Ijalba', si bien "estamos abiertos que se incorpore cualquier bodega que se instale en la ciudad", porque "continuamos con la idea de cara a futuro de consolidar el destino Logroño a nivel nacional como internacional".

   Pilo ha destacado que "desde el verano hemos notado un repunte de la actividad, frenada quizás un poco con la sexta ola, pero esperamos que a partir de Semana Santa vuelvan las buenas cifras y podamos recuperar el brio de la actividad y de la ciudad".

   La propuesta de las bodegas de Logroño es completa y heterogénea, capaz de satisfacer tanto al enoturista más avezado como al que quiere descubrir este mundo por primera vez. Desde una bodega garaje con nombre propio, el de Javier Arizcuren, en la que se une la visión del arquitecto y la del viticultor en un espacio urbano reinventado, hasta la espectacular sala de barricas de Bodegas Campo Viejo, referente en el mundo con 70.000 barricas de roble descansando en un mismo espacio, pasando por la privilegiada situación de la Bodegas Franco-Españolas, embajadora de la marca Rioja con sus vinos centenarios y que se convierte en sede de una agenda cultural que marida arte, cultura, ocio y vino durante todo el año.

   Hay también oportunidad para descubrir el origen de los vinos de Rioja con Marqués de Murrieta, a través de su museo bodega Castillo de Ygay del siglo XIX; y para conocer el concepto de château en Bodegas Marqués de Vargas, enclavada en el centro de su propio viñedo; aprender que la arquitectura moderna llegó a las bodegas en los 70, como demuestra el emblemático tejado que corona la sala de barricas de Bodegas Olarra formado por 111 cúpulas hexagonales, creadas para evitar cambios bruscos de temperatura en su interior; para profesar el culto al vino en Bodegas Ontañón, en la que los vinos maduran vigilados por dioses y héroes mitológicos; o para conocer los secretos de los viñedos de Rioja en el museo natural de variedades autóctonas de uva que mima Viña Ijalba en su pequeño viñedo, que contiene variedades actuales y recuperadas con las que se ha escrito la historia de la Denominación.

CALLE LAUREL, MOTOR TURÍSTICO

   Por su parte, el presidente de la Asociación de Hosteleros de la zona de la Calle Laurel, Fernando Elías, también ha dado a conocer los atractivo de la zona en la feria, destacando que sigue siendo "motor turístico" de Logroño, pero buscando además que "el que venga repita, y en vez de un día y medio que venga tres", porque aquí "se crean emociones".

   Elías ha recordado también que "somos 80 bares que de producto de kilómetro cero gastamos unos 20 millones de euros, siendo un producto local de todos los gremios" que, por tanto, repercute en la ciudad.

   Ha apuntado, para concluir, que "tras las dificultades que hemos tenido derivado de la pandemia del coronavirus, el verano, con las ganas que tenía la gente de salir nos ha dado oxígeno, y los visitantes y riojanos vuelven a la calle Laurel".

REUNIONES INSTITUCIONALES

Posteriormente, Hermoso de Mendoza y Campos se han reunido con José Luís Benítez, director general de la Federación Española del Vino (FEV), y Eduardo de Diego, miembro del grupo de trabajo de enoturismo de esta entidad.

La presencia de Logroño en FITUR 2022, el mayor escaparate turístico de España, tiene como eje fundamental el plan estratégico de transformación turística 'Logroño Enópolis' y sirve, además, para promocionar la ciudad como una de las integrantes del Camino de Santiago, así como su cultura del vino con los agentes económicos y turísticos de otras ciudades y comunidades autónomas.

En este contexto, el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, y la concejala de Turismo, Esmeralda Campos, han mantenido encuentros de trabajo con sus homólogos de otras ciudades con las que Logroño cuenta con acuerdos de colaboración para la promoción turística cruzada o con otras urbes con las que se trabaja para continuar avanzando en esta línea.

Más información