Actualizado 19/10/2009 16:55 CET

CICR y la Unión Interparlamentaria piden mayor respeto a las normas humanitarias en situaciones de guerra

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Unión Interparlamentaria (UIP) pidieron hoy a parlamentarios y legisladores de todo el mundo un "mayor respeto y empeño" en velar por que se aplique y respete el Derecho Internacional Humanitario (DIH) en situaciones de guerra con motivo del comienzo de la 121 edición de la Asamblea de la Unión Interparlamentaria que se desarrolla en Ginebra.

Durante esta asamblea, el CICR participará en una mesa redonda con objeto de conmemorar el 60 aniversario de los Convenios de Ginebra que se celebran este año. Según el presidente de la UIP, Theo-Ben Gurirab, de Namibia, los legisladores son los "responsables ante las víctimas de los conflictos armados de redactar e implementar una legislación que garantice la aplicación de las normas de guerra a escala nacional".

En este sentido, señaló que "si bien las medidas jurídicas son fundamentales, los parlamentarios deben también infundir vida a esas normas utilizando su influencia política para difundir los conocimientos del DIH y convencer a los dirigentes gubernamentales de la necesidad absoluta de velar por la protección de los civiles en los conflictos armados y por hacer que las personas que cometen crímenes de guerra respondan por sus acciones".

Por otro lado, durante la asamblea, la vicepresidenta del CICR, Christine Beerli, dará a conocer un nuevo manual para parlamentarios titulado 'The Missing', que hace "hincapié" en lo que pueden hacer los legisladores para "impedir la desaparición de personas en los conflictos armados, contribuir a aclarar la suerte que han corrido los desaparecidos y prestar más apoyo a sus familiares". Este manual fue elaborado conjuntamente por la UIP y el CICR.

Según indicó el CICR, a principios de año este organismo llevó a cabo una encuesta que reveló que "la gran mayoría de habitantes" de los países afectados por guerras consideraban que éstas deberían limitarse; aunque "muy pocos" encuestados percibían que los convenios de Ginebra fueran "eficaces para limitar el sufrimiento de los civiles".

En este sentido, Beerli indicó que para ellos esto representa una "clara señal de que el DIH debe aplicarse mejor, y que corresponde a legisladores y políticos la tarea de ejercer presión para que se ratifiquen los tratados y la legislación pertinentes".