¿Cuántas empresas destinarán el 0,7% a Fines Sociales?

Billetes de 10 euros
EUROPA PRESS
Publicado 04/04/2018 18:48:46CET

El Tercer Sector prevé realizar campañas de concienciación para que el mundo empresarial marque la "X Solidaria"

   MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) estima que en torno a un 50 por ciento de las empresas españolas destinarán el 0,7 por ciento del Impuesto de Sociedades a Fines Sociales, es decir, marcarán la ya conocida por las ONG como "X Solidaria de las empresas", la nueva herramienta que anunció este martes 3 de abril el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al presentar los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

   En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, la principal novedad anunciada por el Gobierno para este año es que las empresas podrán dedicar un 0,7 por ciento de la cuota íntegra a fines sociales, mecanismo similar al que opera actualmente en el caso del IRPF para los contribuyentes, con lo que en total, según los cálculos de Hacienda, podrán destinar unos 210 millones de euros, teniendo en cuenta que la cuota íntegra en 2015, última disponible, ascendió a 30.609 millones de euros.

   Según han explicado fuentes de la CEOE a Europa Press, haciendo una comparación con la Declaración de la Renta, en la que en torno a la mitad de los contribuyentes marcan la casilla 106 de Actividades de Interés Social, estiman que en el mundo empresarial el porcentaje será similar porque, al final, "detrás de las empresas hay personas".

   Así, explican que, si a la cuota íntegra sobre el Impuesto de Sociedades en 2015, última disponible, que ascendió a 30.609 millones de euros, se aplica el 0,7 por ciento, se obtiene un resultado de 214 millones de euros, que sería el máximo que se podría recaudar si todas las empresas marcaran la "X Solidaria".

   Si se deduce que ocurrirá lo mismo que sucede en el IRPF, es decir, que serán en torno a un 50 por ciento de las compañías las que la marquen, entonces, la CEOE calcula que la cantidad recaudada estaría "entre algo más de 100 y los 200 millones de euros".

   Además, las mismas fuentes apuntan que una ventaja con respecto a la Declaración de la Renta, es que "un porcentaje muy alto de las personas" que cumplimentan el Impuesto de Sociedades son "profesionales" con "formación tributaria", a diferencia de los contribuyentes, muchos de los cuales piden asesoramiento.

   "Son profesionales y miran cada año las novedades fiscales que hay, por lo que en una inmensa mayoría van a estar al tanto", han asegurado. La primera declaración del Impuesto de Sociedades en la que se incluiría esta posibilidad, según indican desde la CEOE, sería la de 2019.

   Aunque desde las empresas españolas no habían pedido esta herramienta, aseguran que "no" les "parece mal". En todo caso, recuerdan que lo que sí han solicitado al Gobierno y que volverán a reiterar es que se realice una reforma "más exhaustiva" del sistema de mecenazgo porque echan en falta, entre las donaciones que dan derecho a beneficios fiscales, las "donaciones de servicios".

NO LES VA A COSTAR MÁS DINERO

   Por su parte, el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, ha explicado que cuando se desarrolle esta nueva herramienta lanzarán desde el sector una "campaña de concienciación" dirigida a las empresas para que marquen la "X Solidaria" al hacer el Impuesto de Sociedades y explicarles que "no les va a costar más dinero".

   Según ha explicado Poyato, la posibilidad de que las empresas pudieran destinar el 0,7 por ciento del Impuesto de Sociedades a las ONG fue una propuesta que realizó la Plataforma del Tercer Sector hace dos meses al Gobierno aunque ya llevaban más de un año trabajando en una "alternativa al IRPF".

   Poyato pone de relieve que si todas las empresas marcaran esta casilla se podrían recaudar hasta 210 millones de euros y espera que la medida tenga una buena acogida en el mundo empresarial. "Eso significaría una concienciación social por parte de las empresas, un acercamiento de las ONG del Tercer Sector al mundo empresarial, y lo más importante, podríamos ampliar nuestros recursos de acompañamiento a las personas que más están sufriendo en este país", ha apostillado.

   En todo caso, Poyato recuerda que para que se ejecute esta herramienta, primero deben aprobarse los Presupuestos Generales del Estado y, en segundo lugar, debe desarrollarse un reglamento y un Real Decreto donde ya se definiría cómo deberían proceder las empresas para destinar el 0,7 por ciento del Impuesto de Sociedades a las ONG.

   En todo caso, imagina que sería una casilla que aparecería en el impreso del Impuesto de Sociedades. Después, según indica, lo ideal sería que el Estado, una vez que tenga la recaudación, haga una concurrencia competitiva para el Tercer Sector.

   El presidente de la Plataforma del Tercer Sector también pone de manifiesto que esta nueva herramienta compensará el debilitamiento que ha supuesto para los programas estatales de las ONG el nuevo sistema de doble tramo en el reparto del 0,7 por ciento del IRPF --el 80 por ciento lo gestionan las comunidades autónomas y el 20 por ciento, el Estado--.

   "Las CCAA tienen que hacer un esfuerzo para sentir esto como un aporte de la ciudadanía y no un dinero de las CCAA sino un dinero que va directamente para las personas más desfavorecidas a través del Tercer Sector. Eso va a llevar un tiempo. Y esto, de alguna manera, viene a compensar a las entidades del ámbito estatal para que podamos seguir ejercitando proyectos de equilibrio territorial", ha explicado.

   Precisamente, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández Moya y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, explicaron este martes que actualmente, y según una reciente sentencia del Tribunal Constitucional, el 0,7 por ciento que destinan los contribuyentes a fines sociales a través del IRPF sirve para financiar a entidades sociales que operan en determinadas comunidades, y la intención del Gobierno es que el 0,7 por ciento del Impuesto sobre Sociedades, al ser un tributo estatal, se pueda destinar a entidades sociales de ámbito estatal, sin estar adscritas a ninguna región o provincia concreta.

   "El compromiso del Gobierno es asegurar el funcionamiento de las ONG's que hacen una función esencial en España en todo el ámbito del Estado para que puedan realizar su actividad y no tengan que ser identificadas con una región o una provincia concreta", subrayó Montoro.

LOS ACUERDOS CON LA IGLESIA

   A diferencia del 0,7 por ciento del IRPF que los contribuyentes pueden destinar a las ONG y a la Iglesia Católica, la medida anunciada por Montoro no hace referencia a esta última por lo que las empresas solo podrán destinar ese porcentaje del Impuesto de Sociedades a Fines Sociales.

   Fuentes de la Conferencia Episcopal han señalado a Europa Press que "los acuerdos de la Iglesia con el Estado sólo contemplan la posibilidad de asignación sobre impuestos de naturaleza personal y por tanto no incluirían el impuesto de sociedades". En concreto, precisan que el artículo II de este acuerdo habla de un porcentaje "de la imposición sobre la renta o el patrimonio neto u otra de carácter personal".