28 de marzo de 2020
 
Publicado 09/01/2015 14:17:59CET

Ecologistas en Acción cree que la reforma de la Ley de Montes es "innecesaria" y supone "graves retrocesos"

tala de encinas
EUROPA PRESS/ECOLOGISTASENACCION

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha calificado de "innecesaria y contraproducente" la modificación de la Ley de Montes que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros y ha denunciado que el texto supone "graves retrocesos".

Para la organización los cambios en la ley no incorporan mejoras sustanciales para la gestión de los bosques, invaden competencia autonómicas porque incorpora regulaciones cinegéticas y supone un "grave retroceso" en la necesaria planificación forestal, al tiempo que permite que las comunidades autónomas autoricen construir en zonas incendiadas.

El portavoz de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, ha recordado que una de las principales novedades de la Ley de Montes de 2006 fue la prohibición del cambio de uso forestal de las zonas incendiadas al menos durante 30 años, por lo que se evitaba que se provocaran fuegos con el objetivo de especular con el suelo.

"El texto echa por tierra esta medida de precaución", ha denunciado porque establece que las comunidades autónomas podrán acordar cambios de uso forestal en zonas incendiadas si se justifica la existencia de un "interés general prevalente" y con medidas compensatorias.

Para la organización es "especialmente preocupante" los cambios sobre la actividad cinegética porque tiene "poco que ver" con la gestión del monte. El proyecto de Ley incluye la elaboración de una Estrategia Nacional de Gestión Cinegética que regula el reconocimiento de licencias multi-autonómicas, la creación del registro de infractores de caza y pesca y las actuaciones sanitarias en especies cinegéticas.

Ecologistas apunta que esto se debe a la "importante" relación entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y, en general el Partido Popular, con el sector cinegético, al que "favorece con estos cambios".

Por otro lado, supone un "grave retroceso" en la exigencia de una adecuada planificación forestal al eliminar la obligatoriedad de los instrumentos de gestión, que queda a criterio de las comunidades autónomas y amplía el plazo a 25 años para elaborar estos planes en los montes privados que así se dicte.

Para Ecologistas en Acción, la ley debería establecer incentivos eficaces para lograr un mayor porcentaje de zonas forestales con instrumentos de planificación y lamenta que el proyecto fomente los aspectos productivos del monte y relegue las funciones sociales y ambientales de los sistemas forestales.

Para leer más