Greenpeace alerta de que no se cumple con la normativa europea sobre terremotos para centrales nucleares

Publicado 24/02/2015 14:09:08CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La responsable de la campaña nuclear de Greenpece, Raquel Montón, ha señalado que hace ya casi 4 años que la Comisión Europea recomendó especialmente a España que realizara una caracterización sísmica de la Península Ibérica para poder valorar los riesgos de las instalaciones nucleares, tanto las existentes como las proyectadas, como es el caso de la ATC. "Aún estamos esperando", ha reconocido.

Según ha explicado, Greenpeace se lo ha recordado en numerosas ocasiones al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), en distintas reuniones, y también se le ha pedido desde el Parlamento de España. "Incluso el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) también consideraba que debía iniciar un programa de actualización. Pero nada", ha destacado, en declaraciones a Europa press. A su juicio, la palabra que mejor define esta situación es, "escandaloso".

Desde la organización ecologista recuerdan que, este lunes, las centrales nucleares de Trillo y Zorita (en desmantelamiento en la actualidad), ambas en la provincia de Guadalajara, pusieron en marcha su procedimiento de actuación en caso de movimiento sísmico, que incluye, entre otros aspectos, comprobar y evaluar posibles daños en las estructuras de la instalación.

Greenpeace ha recordado que en una central nuclear, un terremoto puede causar daños estructurales, de sistemas y de componentes, lo que ocasionaría un accidente nuclear grave. Las vibraciones de los terremotos también pueden producir incendios e inundaciones. Toda deficiencia en cuanto a la protección contra incendios o el almacenamiento adecuado de los equipos de emergencia en las centrales podría agravar un accidente.

Sobre el futuro Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), Montón recuerda que está en el proceso de estudio de impacto ambiental y el estudio sísmico es una de las peticiones que se han realizado, ya que no está previsto un estudio de este tipo en el proyecto. En el texto se asegura que la sismicidad en la zona es baja.

Este proyecto, que se construirá a 142 kilómetros del epicentro del terremoto, tiene "graves deficiencias de todo tipo", según la organización ecologista.

Así, Montón recuerda que "en lo últimos 3 años se han registrado terremotos de gran intensidad, como ha sido el de Lorca, el de las costas de Vinaroz y este de Ossa de Montiel". "Así que deberíamos prestar atención y poder evaluar los riesgos que asumimos para tener una medida real de lo que puede pasarnos", ha señalado.

Para leer más