HRW denuncia la brutalidad de la Policía en los disturbios en la capital ugandesa

Actualizado 11/09/2009 20:24:49 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía ugandesa ha empleado un eso excesivo de la fuerza durante los enfrentamientos contra los seguidores de un antiguo monarca, unos disturbios que han dejado al menos diez muertos, según denunció hoy la organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW).

Los enfrentamientos comenzaron ayer en la capital, Kampala, provocados por la visita planeada para mañana del rey de Buganda, Ronald Muwenda Mutebi, al distrito central de Kayunga. Kayunga forma parte del reino de Buganda, pero una comunidad minoritaria en la zona se opone al viaje. Los responsables del reino afirman que el Gobierno central intenta frustrar la visita.

"Las pruebas disponibles hacen que nos preocupemos porque la Policía empleó una fuerza excesiva a la hora de enfrentarse a los manifestantes", afirmó la directora para África de HRW, Georgette Gagnon. "Se necesita una investigación para determinar quién es el responsable", añadió.

Los disturbios continuaron por toda la ciudad y en diferentes distritos durante hoy, y los medios locales informan de que cinco personas más han sido disparadas por la Policía, que niega todas las acusaciones. El Gobierno también ha suspendido cuatro estaciones de radio de lengua luganda bajo el motivo de que están instigando la violencia, informa la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN.

Antes de que Reino Unido colonizara Uganda en el siglo XIX, el país se dividía en varios reinos, que perdieron, en su mayoría, su peso político. En 1976, los reinos fueron abolidos por el ex presidente Milton Obote. En 1993, el ex presidente Yoweri Museveni los restituyó, pero como instituciones culturales.

Entre los principales reinos, están Buganda, en el centro del país junto al Lago Victoria, el mayor y el más poderoso en la política. Los baganda son la mayor comunidad del país, con unos cinco millones de personas. Muchos baganda han pedido al Gobierno, sin éxito, durante mucho tiempo, que introduzcan una forma de Gobierno federal que dé cierta autonomía a las regiones.

El reino de Bunyoro, con unas 700.000 personas, está en la zona occidental de Uganda, junto a la orilla del Lago Alberto. Es el reino más antiguo del este de África, y está gobernado por un omukama. El actual omukama es Solomon Gafabusa.

Tradicionalmente, los acholi del norte de Uganda se organizaban en grupos de clanes presididos por un rwot, o jefe supremo. Sin embargo, dos décadas de guerra en el norte del país entre el Gobierno y los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) obligaron a cerca de dos millones de acholi a abandonar sus hogares y a buscar refugio en campamentos.

Actualmente, el reino utiliza sistemas de justicia tradicional de los acholi --como el mato oput, donde el infractor confiesa su delito y es absuelto-- para intentar construir la paz y la reconciliación. El jefe actual es David Acana Onen.

En la orilla este del lago Victoria, donde se localiza el nacimiento del río Nilo, Busoga es otro de los reinos más antiguos del país. Gobernado por un kiabazinga, este reino cuenta con dos millones de habitantes. Después de la muerte en 2008 del último kiabazinga, Henry Wako Muloki, se creó una lucha de sucesión por el puesto. El pasado junio, Edward Columbus Wambuzi se autonombró como el nuevo kiabazinga, aunque aún persiste cierta oposición.

EL REY MÁS JOVEN CON TRES AÑOS

También en la zona occidental de Uganda, el reino de Toro, con cerca de 800.000 súbditos, era anteriormente parte de Bunyoro. Su líder también es un omukama. Este reino tiene vínculos estrechos con el dirigente libio, Muamar Gadafi. El actual omukama de Toro es Oyo Nimba Kabamba Iguru Rukidi, quien se convirtió en el monarca más joven del mundo en 1995, cuando tenía tres años.

Localizado en el suroeste de Uganda y tradicionalmente gobernado por un omugabe, el pueblo de los banyankore está dividido en dos grupos --la minoría, principalmente pastoralistas bahima, y la mayoría, los agrícolas bairu-- con una población total de 2,3 millones de personas.

Aunque es uno de los reinos más antiguos de Uganda, Ankole no consiguió que se le devolviera su título, sólo su líder, John Barigye, es considerado como un príncipe. Otros reinos están reconocidos de manera oficial por el Gobierno, incluido el estado de Padhola, por ejemplo.