7 de junio de 2020
 
Actualizado 07/02/2020 16:32:37 +00:00 CET

Langostas del desierto invaden países de África Oriental y afectarán a casi 32 millones de personas, según World Vision

Plaga de langostas del desierto en Kenia
Plaga de langostas del desierto en Kenia - WORLD VISION

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una plaga de langostas del desierto está afectando a 11,9 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria severa en Uganda, Kenia, Etiopía y Sudán del Sur, con el potencial de afectar hasta 32 millones de personas, según alerta World Vision.

La ONG señala que, entre marzo y abril, la plaga podría afectar a la principal temporada de producción de cultivos básicos en esta región lo que provocará un acceso limitado a los productos alimenticios y al aumento de los precios.

"El mayor impacto de la infestación de langostas no se sentirá hoy, pero si en las próximas semanas y meses, cuando las poblaciones afectadas, incluidos millones de niños, sientan la pérdida de los pastos y el acceso limitado a los productos alimenticios", ha señalado el director regional de Emergencias de World Vision en África Oriental, Joseph Kamara.

"La pérdida significativa de pasto producirá movimientos de población y tensiones crecientes en entornos ya complejos" añade Kamara que explica que no se trata solo de la amenaza inmediata de los enjambres de langostas actuales, sino también de las implicaciones de la inseguridad alimentaria.

En estos momentos, según Kamara, la necesidad clave es la financiación, "para que las comunidades puedan participar y diseñar soluciones a medida que apoyen las macro acciones del gobierno. También se necesitan recursos para promover la recuperación temprana de las áreas afectadas, y para realizar operaciones intensivas de control terrestre y aéreo con el fin de detectar y reducir las poblaciones de langostas, evitar la formación de enjambres y evitar la propagación a otras áreas".

"En estos momentos, World Vision está trabajando con nuestras oficinas en Kenia, Etiopía y Somalia para evaluar la situación de la invasión de langostas y buscar soluciones para y con las comunidades. Nuestra principal preocupación sigue siendo el bienestar y la protección de los niños, y lo que esto significa para ellos ahora y en el futuro", concluye Kamara.