Publicado 22/07/2020 18:13CET

ONG de lo Social ante la falta de acuerdo en el Congreso: "Agrava las necesidades de los más vulnerables"

CONTENEDOR DE CÁRITAS VALENCIA
CONTENEDOR DE CÁRITAS VALENCIA - CÁRITAS VALENCIA

   MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Plataforma del Tercer Sector (PTS), compuesta por 28.000 entidades sociales, ha lamentado que el Congreso de los Diputados haya tumbado las medidas de política social pactadas en el seno de la Comisión para la Reconstrucción del país tras el Covid-19 ya que, a su juicio, la falta de acuerdo "agrava las necesidades de las personas más vulnerables en un momento socialmente crítico".

   Así lo ha manifestado el presidente de la PTS, Luciano Poyato, después de que el Pleno del Congreso de los Diputados haya rechazado este miércoles el dictamen del grupo de trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados.

   Poyato ha puesto sobre la mesa la "decepción" del sector por no haber logrado un consenso político y un acuerdo de mínimos para dar prioridad a los temas sociales. "Los millones de personas que atendemos no pueden quedar atrás en este proceso, ya que son las que más están sufriendo las consecuencias de la pandemia", ha indicado.

   Entidades miembros de la propia PTS, como la Plataforma de Infancia, ONCE, Cáritas, CERMI y EAPN, habían realizado sus propuestas en la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados. En este sentido, Poyato ha dicho que el trabajo de las ONG necesita el compromiso político y las medidas adecuadas de apoyo y refuerzo "ya que, sino no se podrán defender los derechos de las personas que más lo necesitan, ni avanzar en el proceso real de reconstrucción social que tanto necesita el país.

"ESTAFA POLÍTICA"

   En concreto, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) considera "una estafa política" y "un fracaso institucional de proporciones mayúsculas" que el Congreso no haya conseguido aprobar una propuesta social para la reconstrucción.

   A su juicio, el Estado se queda sin respuesta precisamente en la dimensión "más devastada" por la pandemia ocasionada por el coronavirus: la social. "Los sectores sociales más vulnerables y más expuestos a la quiebra de sus derechos, entre ellos el de las personas con discapacidad y sus familias, se encuentran huérfanos de respuesta por parte del Parlamento y de las fuerzas políticas", ha lamentado el CERMI.

   Según precisa, "hoy la decepción y el malestar es enorme en los movimientos sociales, pues una vez más sienten la irrelevancia que lo social tiene en la agenda política, que ignora y desatiende el clamor cívico para que la reconstrucción tuviera sobre todo rostro social".

   Las organizaciones de infancia también han lamentado que se haya rechazado el Dictamen del Grupo de Trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, en la que han participado, entre otras, la Plataforma de Infancia, la Fundación ANAR, Save the Children y UNICEF España.

   "Es lamentable que, después de todo el trabajo que se ha hecho desde la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica junto con la sociedad civil para realizar propuestas en materia de política social, los partidos no hayan llegado a un consenso", ha indicado el director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra.

LOS NIÑOS, GRANDES OLVIDADOS

   A su juicio, "los niños y niñas han sido los grandes olvidados durante la pandemia y van a sufrir las consecuencias de esta falta de acuerdo". Según cifras de la Encuesta de Condiciones de Vida 2019 publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la pobreza infantil ha aumentado por primera vez desde 2014 situándose en un 27,4%.

   Estos datos son previos a la pandemia por lo que las organizaciones de infancia prevén que, si no se toman medidas urgentes, la cifra aumente en los próximos años. Además, según las proyecciones realizadas por Save the Children, la pobreza infantil podría llegar al 33,3% a finales de este año.

   Otro de los problemas a los que el país deberá enfrentarse, según las organizaciones de infancia, es el aumento de la brecha educativa así como de las tasas de abandono y fracaso escolar, ante las dificultades de acceso a la educación virtual y de apoyo de los niños y niñas en situación de pobreza; y el empeoramiento de la salud física y mental de los menores a raíz del confinamiento.

   "No llegar a un acuerdo para acabar con la brecha digital supone que el abandono escolar aumentará, condenando a generaciones de niños y niñas en situación de vulnerabilidad a tener muy difícil salir de la situación de pobreza en la que actualmente viven", ha asegurado la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, Catalina Perazzo.

   A su juicio, medidas como el ingreso mínimo vital "no son suficientes" porque no alcanzan a toda la población en situación de pobreza. Por ello, consideran importante mantener la prestación por hijo o hija a cargo.

Para leer más