Amnistía Internacional lanza 'Valiente' por los 281 activistas muertos en el mundo en 2016

Actualizado 16/05/2017 14:23:45 CET
Campaña Valientes de Amnistía Internacional
EUROPA PRESS

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Amnistía Internacional ha lanzado la campaña global 'Valiente' con el objetivo de detener la "ola de ataques" cada vez más "letal" contra los defensores de los derechos humanos, y pedir a los Estados que reconozcan el trabajo de estas personas y tomen medidas eficaces para protegerlos. En 2016, según indican, 281 personas murieron por esta causa en todo el mundo, 125 más que el año anterior.

"Hoy en día más que nunca, defender los derechos humanos puede ser incluso letal", ha advertido la responsable de la campaña 'Valiente' de Amnistía Internacional, Maribel Tellado, este martes 16 de mayo en rueda de prensa en Madrid.

En el marco de esta iniciativa, la organización ha publicado el informe 'Defensores y defensoras de los derechos humanos bajo amenaza. La reducción del espacio para la sociedad civil' en el que se detallan algunos de los peligros, como: homicidios, desapariciones forzadas, persecución mediante tribunales, estigmatización y campañas de desprestigio, troleo, vigilancia, censura, obstáculos al derecho de asociación o restricciones a la libertad de circulación.

En concreto, la ONG indica que en el año 2016 en al menos 22 países fueron asesinados defensores de los DDHH; que en 63 países este colectivo fue objeto de campañas de desprestigio; que en 68 países los arrestaron o detuvieron por su labor pacífica; y que en 94 países recibieron amenaza o sufrieron agresiones.

Además, Tellado ha precisado que las mujeres sufren un doble ataque, como activistas y como mujeres porque no asumen los "roles que tradicionalmente se les asigna" y sufren violencia sexual. También las personas del colectivo LGTBI sufren formas de persecución específica, según ha añadido. Así, ha puesto el ejemplo de Finlandia donde hay activistas perseguidos por luchar contra "la legislación que obliga a las personas transgénero a someterse a una operación de esterilización y a pasar por un proceso de tratamiento para enfermedades mentales".

En el caso de España, la responsable de la campaña ha precisado que "se pueden defender los derechos humanos" pero ha advertido de que España "se ha sumado a una tendencia global de reducir el espacio de la sociedad civil". En concreto, se ha referido a las "restricciones indebidas y desproporcionadas" en el marco de la Ley de Seguridad Ciudadana y ha pedido que se reforme esta ley.

Asimismo, ha agregado que España tiene "un papel muy importante" en materia de política exterior en cuanto a la defensa de estos activistas y, por ello, la ONG invita al país a continuar con esta labor, a que reciba a estos defensores y defensoras de DDHH entablando un diálogo con ellos y que siga asistiendo a juicios de estas personas en el extranjero.

Entre las pequeñas acciones que pueden realizar los ciudadanos españoles para ayudar a proteger a estos defensores de los DDHH, Tellado ha propuesto a aquellos que utilicen las redes sociales que protejan a estos activistas de los 'trols' que ponen en marcha campañas de desprestigio y difamación a través de redes como Twitter, generando incluso 'trending topics'.

AMÉRICA LATINA, EL MÁS PELIGROSO

Si bien Tellado ha explicado que los riesgos se extienden prácticamente por todo el mundo, ha indicado que el continente "más peligroso" para los defensores de DDHH es América Latina, donde se han producido tres cuartas partes de los 281 homicidios de 2016, la mitad, por defender los derechos a la tierra o al agua en zonas indígenas.

En este sentido, el activista guatemalteco del derecho a la tierra Pascual Bernabé ha denunciado la situación en el departamento de Huehuetenango, donde hay "encarcelamientos y órdenes de captura" para los defensores de la tierra y el agua, que protestan contra los macroproyectos que se instalan en sus tierras.

"El Gobierno está más a favor de las transnacionales", ha lamentado, para subrayar que la mayoría de las empresas que se han instalado allí son canadienses y españolas. Por todo ello, ha pedido a la ONU que evalúe los daños medioambientales que se han producido en sus tierras. Además, ha puesto de manifiesto que la persecución que sufren los activistas se perpetúa y afecta a las nuevas generaciones.

Durante la presentación de la campaña en Madrid también ha participado el escritor y periodista eritreo en el exilio Dessale Berekhet que sufrió la censura en su país y tras ver cómo sus compañeros eran encarcelados abandonó Eritrea por su propia seguridad. Ahora está involucrado en el movimiento Bright Future' para movilizar a la juventud eritrea en el exilio con el objetivo de conseguir un cambio político pacífico en su país.

"No temo por mi vida pero hay mucho riesgo. Me puedes matar pero lo que nunca puedes matar es el espíritu con el que lucho. Y si yo me muero en esta lucha va a ser un honor", ha precisado. En cuanto a la situación en su país de origen, ha advertido de que podría pasar "lo peor" y ha solicitado a la comunidad internacional que intervenga "antes de que se desate una guerra, antes de ver otro Ruanda".