Publicado 27/09/2022 11:13

Cruz Roja lanza un plan de respuesta a la crisis dotado con 8 millones de euros para atender a 100.000 personas

Mapa con la estimación del número inicial mínimo de familias a alcanzar por provincia con el plan 'Cruz Roja Reacciona'.
Mapa con la estimación del número inicial mínimo de familias a alcanzar por provincia con el plan 'Cruz Roja Reacciona'. - CRUZ ROJA


MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja ha lanzado un plan de respuesta "directa, inmediata y cercana" ante la crisis que deja la pandemia, el cambio climático y el conflicto de Ucrania, dotado con un presupuesto inicial de 8 millones de euros para cubrir las crecientes necesidades de la población y llegar así a 100.000 personas, equivalentes a 25.000 familias, en una primera fase.

Con el nombre de 'Cruz Roja Reacciona', el plan tiene el propósito de enfrentar el actual contexto de incremento de los precios de bienes y servicios básicos, que ya supera el 10,5% sólo en lo que va de año y que ha supuesto un incremento de más de 100.000 demandas entre enero y agosto de este año y el anterior a la entidad, ascendiendo hasta la fecha a más de 436.000 solicitudes.

Según ha precisado la organización en un comunicado, este aumento de más del 32% está relacionado con las necesidades de 90.257 personas adicionales a las que ya está atendiendo. Sin embargo, se prevé que esta curva siga aumentando dado que se estima que las causas que provocan el aumento de precios mantengan también la tendencia al alza.

Cruz Roja también ha alertado del aumento del riesgo de la pobreza, de un 77,8% entre los atendidos por la entidad, y sobre un nuevo perfil de demandantes, entre los que la mayoría son familias monomarentales y monoparentales (54,3%), seguidas de personas que viven solas (34,6%). El mayor volumen de los demandantes se localizan en las provincias de Madrid, Barcelona y Guipúzcoa, y son las mujeres las sufren mayor exclusión social, según la entidad.

Ante todo esto, el plan 'Cruz Roja Reacciona' repartirá sus actuaciones entre las distintas necesidades que la persona precise afrontar, con el objetivo reducir la brecha entre el gasto promedio anual por persona y el necesitado con la inflación, que, en el caso de la vivienda, el agua y la electricidad supera los 900 euros, y junto a la alimentación (261 euros) y los transportes (210 euros) constituyen los principales gastos con dificultades para afrontar por los colectivos vulnerables.

Para solucionar la necesidad básica urgente, el plan ayudará a la cobertura inmediata con la entrega de bienes y ayudas económicas, a la vez que fomentará el conocimiento de medidas que reducen el nivel de necesidad o ampliará los recursos de cada persona para mejorar su situación.

A través de esta iniciativa, la entidad también pretende promover la autonomía de las personas, a fin de que lideren su propio proceso de cambio, y busca ser una respuesta inmediata con vocación de transformación duradera.

De este modo, desde cada área se ayudará a las personas a disfrutar de una mejor calidad de vida, acceder a recursos que les permita ejercer una participación activa, desarrollar las competencias que les permita insertarse en mercado laboral en igualdad de condiciones, superar las situaciones agudas o crónicas que ponen en peligro sus vidas, tener oportunidades y recursos para participar en la vida económica, social y cultural, y mejorar la gestión de su salud.

Más información