Actualizado 19/12/2019 19:36 CET

Calvo reivindica la ley de Violencia de Género, 15 años en vigor: "No podrán romper las mayorías que hemos construido"

La vicepresidenta del gobierno en funciones, Carmen Calvo, durante el acto en el que se inaugura la jornada conmemorativa del XV aniversario de la Ley Integral contra la Violencia de Género en Madrid, a 19 de diciembre de 2019
La vicepresidenta del gobierno en funciones, Carmen Calvo, durante el acto en el que se inaugura la jornada conmemorativa del XV aniversario de la Ley Integral contra la Violencia de Género en Madrid, a 19 de diciembre de 2019 - Ricardo Rubio - Europa Press

Carga contra los negacionistas y afirma que el "empoderamiento" de las mujeres "no tiene retroactividad posible"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, ministra para la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha reivindicado a Ley orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que el próximo 28 de diciembre cumple 15 años. "No podrán romper las mayorías que hemos sido capaces de construir", ha exclamado.

Así lo ha manifestado durante el acto institucional organizado para conmemorar los 15 años de vigencia de esta norma, convocado en la Secretaría de Estado de Igualdad este jueves, 19 de diciembre. La vicepresidente ha aludido a "quienes niegan" este tipo de violencia, sin referirse explícitamente a Vox, al tiempo que ha apuntado que España es "modelo a seguir" en la lucha contra la violencia de género.

Para Calvo, se debe "seguir cultivando" la unidad de acción, la coordinación y la unanimidad reflejada en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, frente a quienes "abren paso a la idea de que esta ley no ha servido para ir allanando a una sociedad que cada día tiene más conciencia y más responsabilidad para combatir el sexismo y hacerle freno a esta violencia. "No podemos ceder ni un solo milímetro de lo que significa la base de esta ley", ha subrayado.

LEY "EJEMPLAR" PARA OTROS PAÍSES

Calvo sostiene que hace 15 años un Gobierno socialista tomó una decisión "valiente y sincera" al poner encima de la mesa esta ley, que "ha resultado ser ejemplar en otros estados del mundo" para combatir la violencia contra las mujeres.

Asimismo, ha recalcado la "valentía" de la sociedad española que reconoció la violencia de género y la sacó del espacio privado. Con la norma, según ha dicho Calvo, se dio "un gran combate doctrinal y jurídico" ya que esta norma "transformó principios que desde el derecho seguían siendo completamente arbitrarios" y contrarios a la igualdad.

En su opinión, precisamente por eso esta ley ha sido "la más cuestionada" sobre su inconstitucionalidad. "Cambió el paradigma jurídico, y el de los conceptos sociales, políticos y sociológico de cómo enfrentábamos esta violencia que no tiene fronteras y se produce en cualquier parte del mundo", ha subrayado.

Tras la aprobación de esta ley en 2004, llegó en 2017 el Pacto de Estado contra la Violencia de Género en 2017, un acuerdo que demostró que las fuerzas políticas no estaban dispuestas "a hacer partidismo político" con "una lucha que tiene que ser firme y unánime" siempre "frente a quienes quieren debilitar ese consenso que se ha venido trazando durante 15 años y que ha significado la ejemplaridad".

"Quienes quieres debilitar esos 15 años, la vigencia de la ley, la mejora necesaria que ahora toca, el Pacto de Estado, no solamente atacan a más de la mitad de la población, sino que atacan directamente al corazón de la democracia", ha remarcado.

Calvo ha hecho hincapié en que "hay que seguir trabajando y mejorando los mecanismos" para la lucha contra esta violencia, que es la "principal consecuencia" de la desigualdad. Por ello, ha reivindicado este acto institucional con motivo de los 15 año de la ley contra la violencia de género que "hay que seguir tomando nuevas y mejores decisiones". En el evento han participado personas vinculadas al desarrollo y aplicación de la ley.

"EL EMPODERAMIENTO NO TIENE RETROACTIVIDAD POSIBLE"

Calvo ha sentenciado que la defensa de la igualdad no es solo "cuestión de voluntad" ni de "activismo". "Esta cuestión no va a templar de la mano de este gobierno ni de ningún que haya sabido leer en términos correctos la Constitución, la ley en vigor, los compromisos que tenemos contraídos", ha subrayado.

"No va a haber otra posición que esta", ha dicho, apelando al "empoderamiento" de las mujeres que, según ha remarcado, "no tiene retroactividad posible". En este contexto, ha afirmado que "los compromisos y obligaciones" del Estado en esta lucha "no van a temblar", la tiempo que ha reivindicado los avances logrados por el feminismo.