La Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza en iniciativas de ocio para personas con discapacidad intelectual

Actualizado 05/02/2010 14:29:48 CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza en iniciativas de ocio para personas con discapacidad intelectual, según aseguró hoy el gerente de la Federación Española de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS), Javier Luengo, en la presentación del modelo de servicio de ocio elaborado por la agrupación.

El modelo de servicio de ocio que propone FEAPS Madrid ofrece actividades, alternativas y posibilidades de participación a las personas con discapacidad intelectual.

Así, este colectivo puede disfrutar de su tiempo libre dentro de iniciativas específicas entre las que se encuentran el programa de mediación en ocio (donde se busca la integración de las éstas personas a los grupos o actividades de la oferta normalizada), el programa de ocio compartido (donde no se trata de realizar una actividad de ocio concreta sino de realizar actividades "no regladas" de forma habitual como pasear, cenar en restaurantes o ir a discotecas) o los programas deportivos, culturales y de vacaciones que también oferta el modelo.

A la presentación de la propuesta acudieron esta mañana la Directora General de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, Carmen Pérez, el Presidente de la Comisión de Políticas Integrales para la Discapacidad de la Asamblea de Madrid, Colomán Trabado, el Presidente de la Asociación de la Prensa, Fernando González, y el Presidente y Gerente de la Federación Española de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS), Mariano Casado y Javier Luengo respectivamente.

Pérez hizo hincapié en la importancia de la accesibilidad de las personas al ocio y recordó asimismo que en la Comunidad de Madrid, a través del plan de acción de 2004, ya se pusieron en marcha medidas en esta línea con la propuesta de "ocio inclusivo" que incluía el acceso gratuito a las instalaciones deportivas de las personas con discapacidad y sus acompañantes o la reserva del tres por ciento del número de plazas en las actividades culturales de ocio y deporte para estas personas.

"El derecho al ocio es un derecho de todas las personas, por lo que es muy importante la elaboración de esta guía para facilitarles información, potenciar sus capacidades y facilitar el acceso al deporte por ser un elemento de bienestar, salud y calidad de vida", manifestó.

Añadió en este sentido que es "fácil" organizar espacios de ocio en los centros pero que se debe ir "mas allá" y evitar crear espacios de ocio aislados sino lugares de ocio compartido con el resto de la sociedad, algo que, a su juicio, "servirá para sensibilizar".

Por su parte el Presidente de la Comisión de Políticas Integrales para la Discapacidad de la Asamblea de Madrid, Colomán Trabado, se mostró "orgulloso" por la elaboración de esta guía para los "más de 200.000 madrileños que actualmente tienen un problema de discapacidad en la Comunidad de Madrid".

"La integración a través del deporte, la cultura y el turismo es muy importante. Dicen que quien mueve las piernas mueve el corazón y ya que a estas personas esto les cuesta más, nuestra tarea es multiplicar su ejercicio por diez o por veinte para que puedan realizar una vida con total normalidad", indicó.

FEAPS Madrid ha elaborado también un vídeo que bajo el título 'El cielo era el techo' muestra el trabajo de algunas de las asociaciones que ya practican el ocio integrado en España y la historia de algunos de los chicos que acuden a ellas. Así, organizaciones como la Asociación de Familiares y Amigos de las Personas con Discapacidad Intelectual de Móstoles (AFANDEM), realiza carreras, clases de baile o de música entre otras.

Los representantes de las asociaciones AFANDEM, Jose María Jiménez, y PAUTA, Gema Alcolea, coincideron en señalar los beneficios de que los chicos realicen actividades de ocio integrado ya que sirven para que ellos "se sientan uno más". Asimismo aprovecharon la ocasión para señalar que la dificultad básica de que no se lleven a cabo estas actividades en más centros es "la falta de financiación".

"Ellos tienen los mismos gustos que el resto de los niños, la única diferencia es la discapacidad debido a la cual necesitan realizar las actividades con una persona de apoyo que hace que el coste de realizar éstas actividades sea más elevado", finalizó Alcolea.