Publicado 19/03/2020 11:12

CSIF exige la baja de mujeres embarazadas y en periodo de lactancia para prevenir contagios de coronavirus

Labora ofrece subvenciones a mujeres autónomas embarazadas para que contraten a desempleados antes de su baja
Labora ofrece subvenciones a mujeres autónomas embarazadas para que contraten a desempleados antes de su baja - GOBIERNO DE CANTABRIA - Archivo

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido al Ministerio de Sanidad, como máxima autoridad competente en la crisis del coronavirus, que las mujeres embarazadas y aquellas que estén en periodo de posparto y de lactancia, sean retiradas del servicio activo para prevenir su seguridad y salud ante el escenario actual de pandemia.

El sindicato explica en un comunicado, recogido por Europa Press, que el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que dirige Fernando Simón, incluyó desde el principio a las embarazadas entre los principales grupos vulnerables ante los efectos del Covid-19, junto a los mayores de 60 años y las personas diagnosticadas de hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer o inmunodeficiencias.

Sin embargo, explican, CSIF ha estado recibiendo en los últimos días consultas de mujeres que se encuentra en esta situación y que están trabajando durante la crisis, tanto en la Administración Pública, como de la empresa privada.

Ante esta situación, el sindicato ha reclamado al Gobierno que estas mujeres, ya sea las que estén en periodo de gestación o de lactancia, pasen a una situación de "incapacidad laboral transitoria" por el riesgo que supone su exposición al coronavirus. Además, exige que esta situación se considere a todos los efectos, "incapacidad por contingencia profesional", para que no tenga efectos sobre su nómina tal y como contempla la Ley de prevención de Riesgos Laborales y el decreto por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y la reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional y Tribunal Supremo.

Desde CSIF recuerdan que las trabajadoras embarazadas deben ser protegidas de posibles contagios de coronavirus sin excusa alguna sobre la organización de los turnos de trabajo en los distintos centros. Del mismo modo, indican que su retirada del servicio activo debe de ir acompañada de la contratación de más personal para evitar la sobrecarga de trabajo que se producirá.