Actualizado 11/11/2008 18:45 CET

España, el país que menos recursos del PIB destina a I+D+i con el 1,2%, entre los veteranos de la UE, según un estudio

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

España dedica el 1,2 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) a I+D+i, siendo el país europeo de la antigua Unión Europea de los Quince, junto a Italia, Grecia y Portugal, con menor gasto en este sector, según un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) elaborado con datos de Eurostat.

Del estudio se desprende que la Unión Europea está aún lejos del objetivo fijado en la Estrategia de Lisboa que pretende alcanzar el 3 por ciento del PIB en gasto en I+D+i en 2010. Así, en la actualidad, la media de la Unión Europea está en el 1,84 por ciento del PIB en 2006, es decir que no se han registrado avances e, incluso, en 10 países de los Veintisiete se ha observado un retroceso leve.

Los datos de Eurostat reflejan que desde hace años los países que mayor intensidad dirigen hacia la investigación y el desarrollo son Suecia, con un 3,73 por ciento, y Finlandia, con un 3,45 por ciento, seguidos del 2,53 por ciento de Alemania; del 2,49 por ciento de Austria; del 2,43 por ciento de Dinamarca, y del 2,09 por ciento de Francia.

El resto de los países, entre los que figura España, no llegan ni siquiera a la mitad de la media europea. En el ránking siguen Bélgica, con un 1,83 por ciento de inversión en I+D+i; Reino Unido, con el 1,78 por ciento; Países Bajos, con un 1,67 por ciento; Eslovenia, con un 1,59 por ciento; República Checa, que invierte el 1,54 por ciento; Luxemburgo, que destina el 1,47 por ciento de su PIB e Irlanda, que se sitúa en el 1,32 por ciento.

En el grupo de cola se sitúan España, donde el gasto en I+D+i ha avanzado "muy poco", según el informe entre 2005 y 2006, hasta lograr alcanzar la cifra del 1,2 por ciento. Por encima del 1 por ciento llegó a colocarse Estonia, que aumentó en 2006 hasta el 1,14 por ciento e Italia, que destinó el 1,09 por ciento de su PIB a este fin.

Finalmente, entre los países no llegan al 1 por ciento se encuentran Grecia, que incluso experimentó un retroceso de una décima en 2006 con respecto a 2005 (0,57 por ciento frente al 0,58 del año anterior).

Así, las cifras de inversión más bajas corresponden a Polonia, que destina el 0,56 por ciento de su PIB; Eslovaquia, con el 0.49 por ciento; Bulgaria, que se sitúa en el 0,48 por ciento; Rumanía, que experimenta una subida de 4 décimas y se sitúa en el 0,45 por ciento, y por último Chipre que al dedicar dos décimas más en 2006 que en 2005 a la I+D+i logra el dirigir el 0,42 por ciento de su PIB a este objetivo.