Actualizado 12/01/2010 16:23 CET

La Generalitat catalana elude valorar las restricciones de Vic (Barcelona) para empadronar a inmigrantes

BARCELONA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat eludió hoy valorar la voluntad del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vic (Barcelona) de negarse a empadronar los inmigrantes que viven en su municipio pero que no cuentan con los papeles en regla.

"No conocemos que haya una propuesta específicamente formulada", por lo que el Govern no ha podido debatirla, aseguró el conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu.

"No hay una tutela estricta sobre lo que hacen los Ayuntamientos" por parte de la Generalitat, dijo Tresserras, quien indicó que las medidas que plantea Vic --donde gobiernan CiU, ERC y PSC-- no se abordaron hoy en el encuentro semanal de los consellers.

Al preguntársele sobre si el Govern actuará en el caso de confirmarse de que las medidas que adopta Vic puedan vulnerar la legislación vigente, Tresserras dijo: "Ya lo veremos".

"Son temas de fondo de gran complejidad que quedan agravados por la crisis económica, y cuesta mucho tomar la posición adecuada", añadió el titular de cultura.

Por su parte, la consellera de Trabajo, Mar Serna, recordó que "todos" los municipios tienen la obligación de inscribir en el padrón a las personas que viven en su territorio.

La documentación mínima que deben aportar los inmigrantes cuando quieren empadronarse la acordaron conjuntamente la Generalitat y las dos entidades municipalistas --Federació de Municipis de Catalunya (FMC) y Associació Catalana de Municipis i Comarques (ACM)--, en el marco de la Mesa de Ciudadanía e Inmigración, que se creó tras el Pacto Nacional para la Inmigración, explicó la consellera.