El Gobierno aplaza sin fecha la ampliación a un mes de los permisos por paternidad

Actualizado 24/09/2010 18:56:05 CET
Bebé, maternidad y familia
Rosana Ribera

Aprueba los Presupuestos para 2011 con un recorte del gasto del 7,9%

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha decidido aplazar la entrada en vigor de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad por "una cuestión económica", conforme ha anunciado la vicepresidenta Segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, quien ha cifrado en 200 millones de euros el "ahorro" que supondrá no aplicar esta medida a partir del 1 de enero de 2011, conforme estaba previsto.

Salgado, que ha comparecido junto a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega tras aprobar en Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, ha señalado que el Gobierno "ha entendido que este no es el momento" de ampliar la duración de los permisos para padres.

"El aplazamiento de la entrada en vigor de la extensión del permiso de paternidad es una cuestión económica en su sentido más amplio; se ha entendido que este no es el momento de hacerlo por distintas razones y en cuanto al ahorro que pudiera suponer, el ministerio lo ha cifrado en torno a 200 millones de euros", ha explicado.

En cuanto a los presupuestos en sí, Fernández de la Vega ha asegurado que las áreas de educación e investigación y desarrollo (I+D) serán las "menos afectadas" en el recorte del gasto contemplado en el anteproyecto, que impone a la mayoría de los ministerios una reducción del 16%. En su opinión, estas partidas "son fundamentales" para consolidar "un nuevo modelo económico más resistente a la crisis".

REDUCCIÓN DEL GASTO

En este sentido, ha defendido junto a Salgado que las tres señas de identidad de las cuentas públicas del próximo año serán, además de la "austeridad", "la recuperación, la estabilidad y la confianza".

Según De la Vega, los Presupuestos, que serán presentados en el Congreso de los Diputados el próximo 30 de septiembre, facilitarán, junto con la reforma laboral, la Ley de Economía Sostenible y la reforma del sistema de pensiones, "la recuperación económica y el empleo".

Por su parte, Salgado destacó su carácter "social" y subrayó que se trata de los presupuestos "más austeros de los últimos años en términos relativos porque, en términos absolutos, los ministerios contarán con el presupuesto equivalente a 2006" y, en conjunto, los gastos de funcionamiento del Estado, excluidos los destinados a procesos electorales, descenderán un 6,7%.

Así, en el capítulo de gastos, Salgado hizo hincapié en que el techo de gasto no financiero del Estado se reducirá un 7,9%, hasta los 122.022 millones de euros, respecto al de 2010 en términos homogéneos, sin contabilizar la financiación de las administraciones territoriales, cuya cuantía está condicionada por la entrada en vigor del nuevo modelo de financiación autonómica.