Hombre, español, de 18 a 35 años: el perfil de los agresores sexuales con víctima desconocida

manifestación contra la sentencia de la 'manada'
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 08/01/2019 18:14:06CET

   Casi la mitad de los casos de agresión sexual cuando no existe relación previa entre agresor y víctima no se resuelve

   MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Hombre joven, de entre 18 y 35 años, y con nacionalidad española. Éstas son las características principales de los agresores sexuales cuya relación con la víctima es ninguna o desconocida, según un informe publicado por el Ministerio del Interior.

   Los resultados son fruto de un proyecto de investigación elaborado por distintas universidades y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para mejorar la eficacia policial en el ámbito de la delincuencia sexual. El estudio se basa en datos sobre las denuncias recibidas por Interior durante los años 2009 a 2013 y en más de 600 atestados policiales sobre agresiones o abusos sexuales cometidos principalmente en 2011 en casos en los que no había un vínculo previo entre víctima y agresor.

   Según el estudio, solo se esclarecen el 51% de los casos de agresión sexual cuando no existe relación previa entre ambos, mientras que sí se resuelven el 86% de los casos en los que sí hay una relación previa.

   Concretamente, en el 57% de los casos los agresores son varón y tienen entre 18 y 35 años: la media de edad se sitúa en 35,5 años, pero la edad más frecuente es la de 28 años. Además, el estudio refleja que los agresores más jóvenes cometen más agresiones sexuales con penetración, mientras que a partir de los 36 años en adelante, el porcentaje de agresiones sexuales sin penetración es superior al de agresiones con penetración.

   Respecto a la procedencia del agresor, en el 52% de los casos analizados el agresor tiene nacionalidad española, seguida de Sudamérica/Ecuador (15%), Países del Magreb/ Marruecos (11%) o Europa del Este/ Rumanía (10%).

   Por su parte, en el 61% de los casos las víctimas son mujer joven(entre 18 y 35 años), con nacionalidad española (66%) o procedentes de Sudamérica (12%), Europa Central (9%) o Europa del Este (6%). La edad de mayor victimización es la de 19 años y la media de edad de las víctimas es de 28 años.

DE NOCHE, LOS DOMINGOS Y EN LA VÍA PÚBLICA

   El 46,1% de estos delitos ocurren por la noche (desde las 22.00 horas hasta las 16.00), en condiciones de baja o nula iluminación y visibilidad, de viernes a lunes, siendo el domingo el día más frecuente, y suceden con mayor frecuencia en los meses de verano (de junio a septiembre).

   La mayoría de las agresiones se producen en la vía pública (42%), seguido de la vivienda (19%) y las zonas comunes de las viviendas (10%). Asimismo, en la mitad de los casos tanto el agresor como la víctima recorren menos de 1 kilómetro hasta llegar al lugar donde se comete el delito. Esta distancia es superior en agresores

   de mayor edad, con antecedentes policiales o que emplean vehículo, según reflejan las conclusiones del informe.

   En cuanto a los medios empleados, la violencia e intimidación es el medio más frecuente (33,5% de los casos analizados); las armas se utilizan en un 28% de los casos, y los vehículos, drogas y objetos peligrosos se utilizan en el mismo porcentaje (entorno al 2-3%).

TIPOS DE AGRESORES

   Según destaca, se pueden diferenciar tres tipos de perfiles de agresores sexuales. Uno en el que el autor selecciona a su víctima en la vía pública, con presencia de testigos y ejerce violencia psicológica o física para forzarla. Casi la mitad de estos sujetos son españoles; por lo general ni el agresor ni la víctima han consumido alcohol; y el delito no se salda con consumación sino que la agredida suele conseguir huir.

   El sujeto del segundo perfil se fija en mujeres solas y bajo los efectos de alguna droga, y normalmente las selecciona en zonas urbanas y de ocio, preferentemente por la noche. A través de engaños consigue llevársela a casa y agredirla. En este perfil, el 77% de los agresores son extranjeros.

   En último lugar, hay sujetos que seleccionan a las víctimas de entre mujeres que ejercen la prostitución, normalmente en un entorno rural. En dos de cada 10 agresiones sexuales el agresor y la víctima no tienen relación previa y precisamente estas son las que más cuesta esclarecer, según señala el estudio. Este perfil se caracterizaría más por agresores españoles y procedentes de Sudamérica y de Países del Magreb.

AGRESIONES GRUPALES: AUTORES MÁS JÓVENES SIN ANTECEDENTES

   Precisamente es en este perfil en el que se concentran la mayoría de las agresiones sexuales cometidas en grupo. El estudio analiza las agresiones grupales de manera concreta y concluye que los agresores que actúan en grupo son más jóvenes, aunque apenas cuentan con antecedentes policiales

   En las agresiones grupales hay menor presencia de agresores españoles que en las agresiones que no se cometen en grupo --31% agresores en grupo frente a un 49% en las no grupales--. Así, si se analiza la procedencia de los sujetos, muchos son de Marruecos (22% de los agresores en grupo frente al 14% en no grupales) y de Europa del Este (15% agresores en grupo frente al 11% en las que no se realizan en grupo).

   En cuanto a las víctimas, en este tipo de agresiones grupales desciende ligeramente el porcentaje de víctimas españolas y aumenta las víctimas procedentes de Sudamérica, Países del Magreb, Europa del Este y resto de países de África.

   En este contexto, hay más presencia de víctimas que ejercen la prostitución en las agresiones sexuales en grupo: un 16% frente al 5% que hay en las que no se cometen en grupo, es decir, hasta tres veces más.

   La mayoría de las agresiones sexuales en grupo se cometen en festivo o fin de semana, mayoritariamente en sábado, y principalmente de noche. El método de aproximación más característico es el engaño, aunque también se utiliza frecuentemente la violencia física o psicológica. Y el lugar de la agresión suele ser la vía pública o un espacio abierto.

   En cualquier caso, el informe, basado en datos recogidos entre 2009 y 2013, muestra una disminución de las agresiones sexuales con víctima

   desconocida en este periodo, pasando de 25,8%, en 2009 a 15,3%, en 2013.

   Asimismo, recalca que España es uno de los países con menores cifras de delincuencia sexual en Europa, ya que los delitos contra la libertad sexual representan el 0,5% de las infracciones penales cometidas anualmente, aunque recuerda que en torno al 70% de las víctimas de un delito de este tipo no denuncian los hechos.

Contador