Actualizado 16/07/2007 20:48 CET

Juan Carlos Ramiro, primera persona con discapacidad que ocupa un cargo de alta responsabilidad en un Gobierno

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, presidió hoy el nombramiento de Juan Carlos Ramiro, como director general de Coordinación de Políticas Sectoriales y Discapacidad. Ramiro, licenciado en Derecho y Máster en Nuevas Tecnologías de las Información y Comunicación, padece una tetraplejia y es la primera persona con discapacidad que ocupará un cargo de responsabilidad en un Gobierno de España, según informó el propio Caldera.

El ministro también presidió la toma de posesión de Natividad Enjuto García, como directora general del instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). Según Caldera, ambos "van a dar lo mejor de sí mismos a favor de los derechos de quienes más lo necesitan".

En el caso de Juan Carlos Ramiro, el ministro mostró su convencimiento en que "va a impulsar, como él sabe, el amplio espacio de derechos de las personas que oponen capacidad a la discapacidad". Según dijo, Ramiro "incorpora a su nueva ocupación una experiencia personal que con su característico optimismo y enorme espíritu de superación".

Nacido en Madrid, en 1962, Ramiro ha ocupado diferentes puestos de responsabilidad en empresas y departamentos de la Fundación ONCE, además de colaborar en diversas publicaciones especializadas en discapacidad y nuevas tecnologías.

En la actualidad, desempeñaba la función de asesor en materia de discapacidad de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad.

DIRECTORA GENERAL DEL IMSERSO.

Por su parte, Natividad Enjuto (Valladolid, 1960) es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Valladolid y profesora de educación secundaria. En la actualidad, desempeñaba la función de directora técnica del Real Patronato sobre Discapacidad y diversos cargos en organismos relacionados con la discapacidad y los servicios sociales.

Cadera deseó a ambos "un excelente trabajo" que, destacó, "con toda seguridad, redundará en las condiciones de vida de las personas discapacitadas y los mayores, el impulso de su plena integridad ciudadana y en el desarrollo de los derechos que constitucional, legítima y legalmente les corresponden".

El ministro subrayó que estas políticas "habrán de ocupar un lugar importante en el progreso del espacio familiar, en el balance conjunto de los derechos destinados a las familias y recuperar ocho años de mucha prédica y poco trigo", en referencia a los gobiernos del Partido Popular.