Actualizado 27/11/2014 11:26 CET

La policía tiene bajo vigilancia a 53.000 mujeres por violencia de género

Jorge Fernández Díaz
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que la policía tiene bajo vigilancia a 53.000 mujeres víctimas de violencia de género, de las que sólo seis se encuentran en riesgo extremo, en repuesta a la diputada del PSOE, Ángeles Álvarez, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

   En concreto, el ministro ha detallado que en lo que se refiere al sistema VIOGEN hay 347.770 casos registrados en el sistema, de los que casi 53.000 se consideran activos, con seguimiento y protección de los distintos niveles de riesgo, seis en extremo, 116 en riesgo alto, 2.613 en riesgo medio, y 13.100 en riesgo bajo y más de 37.000 en riesgo no apreciado.

   Además, ha señalado que en estos momentos hay unidades especializadas de Policía y Guardia Civil, y concretamente, destinados más de 2.000 efectivos, a la erradicación de la violencia de género.

  "Más de 1.400 policias y más de 630 guardias civiles, que han prestado protección a más de 26.000 mujeres víctimas de violencia de género en el marco de la estrategia nacional para su erradicación en este año, y que asciende ya desde 2012 a más de 38.000", ha indicado.

30% DE ASESINADAS HABÍA DENUNCIADO

   La socialista le preguntaba por el hecho de que el 30% de mujeres asesinadas habían denunciado previamente, por las valoraciones policiales de riesgo alto y extremo, que exigen protección permanente, "han caído un 31 y un 46 por ciento respectivamente. "¿Cómo es posible que con los gobiernos del PSOE en cuatro años se perfeccionaran seis veces las herramientas de valoración y ustedes no lo hayan revisado ni una sola vez?", cuestionaba Ángeles Álvarez.

   Aunque ha insistido en que no hay que hacer a ningún Gobierno responsable directo de los asesinatos machistas, sí ha destacado que el EStado tiene responsabilidades con aquellas mujeres que se acercan a las administraciones a poner una denuncia en busca de seguridad.

   "Anunciaron en primavera mejoras del sistema de seguimiento y ahora nos dicen por escrito que no descartan un retraso hasta el segundo semestre de 2015, ¿no cree usted que hay ya demasiados datos que ponen en duda la autocomplaciencia de sus notas de prensa?", ha insistido Álvarez.

"LAS CIFRAS NO SON UN CONSUELO"

   En este sentido, el ministro ha subrayado que al Gobierno "no le consuelan las cifras", si bien ha señalado que a día de hoy son 45 las mujeres asesinadas víctimas de esta lacra en lo que va de año, cinco menos que el año pasado por estas fechas y nueve menos que en las mismas fechas de 2011.

   Asimismo, ha indicado que se ha creado un grupo de trabajo para actualizar los nuevos formularios, donde se considerará la situación laboral de la víctima y de su agresor; factores de vulnerabilidad como la discapacidad, el ser menor de edad o tener a menores de edad a su cargo; y factores de peligrosidad del agresor.

   "Con estas medidas entre otras contribuiremos a erradicar esa violencia de tal suerte que ojalá llegue un día, fue ayer, que no tengamos que recordar el día de las víctimas violencia de género porque ya no existen mujeres víctimas de la violencia de género", ha sentenciado el ministro.

EL CASO DE MARÍA DEL CARMEN

   Aquí, Ángeles Álvarez ha recordado el caso de María del Carmen, una mujer de 41 años, almeriense, asesinada tan pronto salió su agresor de un arresto domiciliario por incumplir orden de alejamiento. Según ha asegurado, la valoración policial indicaba que no se apreciaba riesgo en el caso. "¿Ha abierto investigación para conocer por qué no se activo seguridad cuando todo aputnaba a situación de riesgo extremo?", ha interpelado al ministro del Interior.

   A su juicio, existe un problema si las mujeres pierden confianza en sistema de protección y de esta manera se las está condenando "irremediablemente" a soportar la violencia en silencio. En este sentido, le ha reprochado que el pasado lunes valorase "la reducción en el número de denuncias", un aspecto que en su opinión significa "resignación".

   Además, ha criticado que se hayan reducido en 7.000 efectivos de seguridad. "No es creando extrañas unidades de protección a la familia, que no es la que está en peligro, sino las que mueren a docenas cada año son las mujeres. Atiendan nuestras propuestas y fomenten la unidad en la lucha contra la violencia de género", ha apostillado.

Para leer más