Actualizado 13/11/2020 19:16 CET

El presidente de la Fundación San Pablo CEU: "En España se ha dejado morir a decenas de miles de mayores en la pandemia"

Un trabajador sanitario totalmente protegido acude a una residencia en Galicia.
Un trabajador sanitario totalmente protegido acude a una residencia en Galicia. - Carlos Castro - Europa Press

  MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfonso Bullón de Mendoza, ha denunciado que en España "se ha dejado morir a decenas de miles de mayores" durante la pandemia y ha pedido hacer una "reflexión" sobre lo ocurrido en las residencias, donde fallecieron 20.268 ancianos en la primera ola, según datos del Gobierno.

"En Fratelli Tutti, el Papa Francisco escribe: 'Vimos lo que sucedió con los mayores en algunos lugares del mundo a causa del coronavirus, no tenían que morir así. Qué doloroso ha sido leer esta frase pues qué evidente resulta que uno de esos lugares del mundo donde se dejó morir a decenas de miles de personas mayores en el más completo de los abandonos ha sido España", ha subrayado Bullón de Mendoza.

Así lo ha expresado este viernes 13 de noviembre durante la apertura del 22 Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la ACdP y la Fundación Universitaria San Pablo CEU que se celebra del 13 al 15 de noviembre bajo el lema '¡El momento de defender la vida!'.

Bullón de Mendoza añade que es cierto que todos esos ancianos "no tenían que haber muerto así, solos, desasistidos de sus familias e iglesias, sin los últimos auxilios naturales y sobrenaturales".

Si bien, ha señalado que "ya no se puede cambiar" lo sucedido pero ha lanzado una pregunta: "¿Qué hemos aprendido?". No obstante, ha lamentado que "si se vuelve la vista a la coalición de partidos en el gobierno" que quieren "legalizar la eutanasia cuanto antes, con el menor debate social posible", se concluye que "no se ha aprendido nada".

Por ello, ha invitado a reflexionar sobre lo ocurrido y ha asegurado que esto es lo que van a hacer durante este fin de semana en el Congreso Católicos y Vida Pública en el que mostrarán su "rechazo a toda legitimación de la cultura de la muerte", centrándose en temas como el aborto y la eutanasia.

Durante la apertura del Congreso también ha intervenido el nuncio del Papa en España, Bernardito Auza, quien ha denunciado que el aborto "en su intento de ofrecer a la mujer una salida fácil", la deja "abandonada".

"Pretendiendo en su intento ofrecer a la mujer una salida fácil, al final queda abandona en sus circunstancias, también en el aspecto psicológico", ha asegurado, añadiendo que el aborto "no se puede plantear como un derecho sobre el propio cuerpo" porque la vida del no nacido "nunca puede ser objeto de dominio por otro ser humano".

Por otro lado, ante "los debates de estos días sobre eutanasia", el nuncio del Papa en España ha advertido de que hay que "proteger la vida hasta el ocaso". "Nosotros no somos dueños de la propia vida y mucho menos de la de los demás", ha zanjado.

Para el director del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Sánchez Saus, la pandemia, "que castiga sin apenas tregua", ha provocado "la constatación de la fragilidad de los presupuestos sobre los que esta sociedad ha construido su presente, uno de los cuales es el ocaso de la idea de un Dios providente, la pretensión medio satánica, medio infantil, de la total autonomía del hombre, de su destino, de su identidad y hasta de su propio cuerpo".

Por su parte, el consiliario nacional de la Asociación Católica dePropagandistas, el obispo Fidel Herráez ha defendido el "valor innegociable de la vida", sobre todo, en medio de "una situación tan dramática donde se percibe la urgencia de cuidar la vida propia y ajena desde la responsabilidad compartida".

Contador

Para leer más