Actualizado 26/09/2014 10:10:45 +00:00 CET

Casi 14.800 menores condenados en 2013, un 8,8% menos

Furgones policiales en los juzgados de Sevilla antes del juicio a 'El Cuco'
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El número de menores de 14 a 17 años condenados por sentencia firme inscritos en el Registro Central de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores fue de 14.744 en 2013, un 8,8% menos que el año anterior, según la última 'Estadística de condenados' del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicada este viernes.

   De los siete últimos años, 2010 fue el que más menores fueron condenados, hasta los 18.238 casos, seguido de 2009 (17.572 menores), 2011 (17.039), 2012 (16.172), 2008 (15.919) y 2007 (13.631).

   El 81,3% de los estos condenados eran varones frente al 18,7% de mujeres, y por edad, el grupo de 17 años fue el más numeroso (32,5% del total), seguido del grupo de 16 años (28,6%).

   La mayoría de los menores condenados son de nacionalidad española (76%), aunque la estadística refleja que la tasa de estos menores por cada 1.000 habitantes de 14 a 17 años fue casi tres veces superior entre los de nacionalidad extranjera (18,9%) que entre los de nacionalidad española (7,3%).

   En cuanto al número de infracciones cometidas, dos de cada tres menores condenados cometieron una única infracción penal y uno de cada tres realizó más de una.

   Al igual que el año pasado, Andalucía fue la comunidad con más menores condenados inscritos en el Registro, con el 23,2% del total. Le sigue Comunidad Valenciana (15,3%) y Cataluña (11,5%).

   Este orden se mantuvo respecto a los menores de nacionalidad española y, sin embargo, para los de nacionalidad extranjera, Cataluña es la comunidad que presenta mayor número de menores condenados extranjeros (19,4%), seguida de la Comunidad de Madrid (14,5%) y Andalucía (13,5%).

   La ciudad autónoma de Ceuta (37,2 por 1.000), la ciudad autónoma de Melilla (19,3 por 1.000) y la comunidad de Illes Baleares (13,5 por 1.000) registraron las mayores tasas de menores de 14-17 años condenados por cada 1.000 habitantes del mismo rango de edad. Por su parte, Comunidad de Madrid (5,5), Comunidad Foral de Navarra (5,8) y Cataluña

(6,2) presentaron los valores más bajos.

ROBOS, LESIONES Y TORTURAS

   En 2013 se inscribieron 25.814 infracciones penales cometidas por menores, un 7,9% menos que en el año anterior. De este total, el 64,5% fueron delitos y el 35,5% faltas.

   Por tipología del delito, los de mayor incidencia fueron los robos (41,6% del total), los delitos  de lesiones (12,9%) y los delitos de torturas y contra la integridad moral (9%). Entre las faltas, las más frecuentes fueron las realizadas contra las personas (62,4%) y contra el patrimonio (34,2%).

   Por sexo, los menores varones cometieron el 82,3% de las infracciones penales y las mujeres el 17,7%. Los varones cometieron el 86,6% de los delitos y el 74,7% de las faltas.

EL DOBLE DE INFRACCIONES A LOS 17 QUE A LOS 14

   Atendiendo a la edad, al igual que en el año anterior, se observa que el número de infracciones cometidas aumenta con la misma. Así, las realizadas a los 17 años (33,2% del total) supusieron más del doble que las practicadas a los 14 años (15,5%).

   El 74,7% de las infracciones fueron cometidas por menores españoles y el 25,3% por extranjeros (frente al 76,5% y el 23,5%, respectivamente, del año anterior).

   Del total de infracciones, el 23,1% se registraron en Andalucía, el 15,1% en Comunidad Valenciana y el 12,3% en Cataluña. Por su parte, los menores porcentajes correspondieron a las ciudades autónomas de Melilla (0,6%) y Ceuta (1,0%) y a la Comunidad Foral de Navarra (1%).

LIBERTAD VIGILADA Y TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD

   En el año 2013 los jueces adoptaron 23.771 medidas, lo que supuso un descenso del 6,4% respecto al año anterior. Las más frecuentes fueron la libertad vigilada (39,6% del total), la prestación en beneficio de la comunidad (18,1%) y la de internamiento en régimen semiabierto (12,4%).

   Conforme aumenta la edad del infractor se incrementa la medida de prestación en beneficio de la comunidad (pasando del 15,9% del total a los 14 años al 20,6% a los 17 años) y disminuye la de libertad vigilada (del 43,4% a los 14 años hasta el 35,1% a los 17).

   Atendiendo a la nacionalidad del infractor, las medidas de internamiento en régimen cerrado e internamiento en régimen semiabierto recaen con más frecuencia en menores extranjeros (4,5% y 16,2% del total, respectivamente) que en menores españoles (1,9% y 11,0%).

   En cambio, los menores extranjeros incurren con menos frecuencia en las medidas de realización de tareas socio-educativas y prestación en beneficio de la comunidad (7,4% y 16,2% del total, respectivamente, frente a 10,4% y 18,8% de los españoles).

Para leer más