Publicado 28/06/2020 11:08:43 +02:00CET

Campamentos de verano para 1.700 niños en riesgo de pobreza y exclusión

Campamento de verano de Save The Children en 2020. Los monitores y niños llevan mascarilla por la pandemia del Covid-19.
Campamento de verano de Save The Children en 2020. Los monitores y niños llevan mascarilla por la pandemia del Covid-19. - SAve The Children

   MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Save the Children ha iniciado sus campamentos de verano, colonias urbanas y actividades online para apoyar a más de 1.700 niños y niñas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Euskadi en riesgo de pobreza y exclusión afectados por la crisis económica y social del coronavirus.

   Este año la organización ha reforzado sus programas de verano para proporcionar alimentación, refuerzo educativo y apoyo emocional a la infancia más vulnerable y fomentar las actividades deportivas y los hábitos de vida saludables entre los niños y niñas tras el confinamiento.

   "La época estival será especialmente complicada para la infancia y las familias vulnerables, quienes más están sufriendo la crisis económica y social del coronavirus", ha explicado el director de Programas en España de Save the Children, Vicente Raimundo.

   Save the Children lleva más de 20 años apoyando a la infancia en riesgo de pobreza y exclusión durante los meses de verano en España. Este año más de 1.700 niños y niñas de entre 3 y 17 años de Vitoria, Barakaldo, Bilbao, Barcelona, los municipios barceloneses de Canovelles y Badia del Vallès, Lleida, Valencia, Paterna (Valencia), Sevilla, La Algaba (Sevilla), Cádiz, Madrid, los municipios madrileños de Fuenlabrada, Parla y Leganés, Illescas (Toledo) y Melilla podrán disfrutar de las actividades físicas y online durante los meses de junio, julio y agosto.

   La ONG señala que los menores estarán en "espacios seguros" para la infancia en los que tanto el personal de la organización como los niños y las niñas dispondrán de los recursos sanitarios necesarios tales como mascarillas y geles desinfectantes.

   Sobre la importancia de este ocio educativo, Save the Children reclama al Gobierno, las comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos y entidades sociales "que amplíen la oferta educativa durante el verano, que incorporen contenido competencial y que prioricen el acceso gratuito de familias con bajo nivel socioeconómico".

   La organización valora los pasos dados por la Generalitat de Cataluña y la Generalitat Valenciana, que proporcionarán financiación para actividades de verano, iniciativas como las de la Junta de Andalucía, que abrirá los centros educativos con un Programa de Refuerzo Estival, o medidas como las del Gobierno Vasco, que prepara actividades de refuerzo lingüístico.

   Save the Children destaca también el ejemplo del Ayuntamiento de Barcelona, que además de extender la oferta, está preparando unas guías y asesoramiento para que las actividades lúdicas incorporen contenidos que refuercen aprendizajes instrumentales como la expresión oral y la lectura.

   En cambio, la organización considera "preocupante" que las diputaciones de Euskadi o la Comunidad de Madrid estén cancelando las colonias y campamentos de verano.

   La organización señala que antes de la pandemia ya había más de dos millones de niños y niñas sufriendo pobreza y exclusión en España y advierte de que "si no se aborda esta lacra social de manera inmediata, afectará a prácticamente uno de cada tres niños y niñas en la próxima década".

   Desde el inicio de la emergencia por coronavirus, la ONG puso en marcha en España el programa 'A tu lado', con el que está atendiendo a más familias en riesgo de pobreza y exclusión proporcionándoles alimentos y bienes de primera necesidad, refuerzo educativo y apoyo psicológico.

   La campaña de verano de Save the Children se realiza en colaboración con Fundación Bancaria La Caixa en el marco del programa de CaixaProinfancia, programa de atención a la infancia más vulnerable que la organización tiene en marcha en varias ciudades españolas.

Contador