Publicado 21/05/2022 12:02

ERC pide poner coto en tres meses a los contenidos de 'influencers' que generan "presión estética"

Archivo - Imagen de archivo de una adolescente con un móvil en la calle.
Archivo - Imagen de archivo de una adolescente con un móvil en la calle. - FUNDACIÓN DESCUBRE - Archivo

   Advierten de las "frustraciones" que están generando las "vidas distorsionadas" que los 'influencers' venden a los jóvenes en redes

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Esquerra Republicana (ERC) quiere que el Gobierno ponga en marcha las modificaciones normativas necesarias para frenar los anuncios o informaciones que fomentan o inducen a los trastornos alimentarios o la presión estética, así como aquellos que divulgan estereotipos de género.

   Para la formación independentista, "la presión estética debe ser abordada como una forma de violencia hacia el conjunto de la ciudadanía" y, en especial, "hacia niñas, adolescentes y mujeres".

   Se fijan, principalmente, en las "vidas distorsionadas" que "emiten en masa y a diario las plataformas de contenido audiovisual actuales", así como "los creadores de contenido audiovisual, conocidos comúnmente como 'influencers'. A su juicio, este colectivo transmite "falsas expectativas que provocan frustraciones tempranas en los jóvenes, ya que en su gran mayoría son modelos inalcanzables".

   En este ámbito, publicitario, de redes sociales y de medios de comunicación, según ha indicado ERC, las competencias son estatales. Pero, además, ha advertido de que el Estado debe tratar este tema de forma "totalmente transversal".

   "La presión estética afecta a la población tanto en su vida pública como privada, y debe ser combatida a todos los niveles administrativos y desde todos los ámbitos competentes, no pueden obtenerse resultados positivos sin la implicación de sanidad y consumo, educación, empresa o audiovisual, entre otros", explica la formación.

DISTORSIÓN CON FILTROS

   A través de una proposición no de ley registrada en el Congreso, recogida por Europa Press, los independentistas instan al Gobierno a realizar, en tres meses, los cambios normativas necesarios para "prohibir la comunicación comercial audiovisual que fomente o induzca a las personas consumidoras a tener hábitos no saludables o que puedan incitar o fomentar trastornos alimentarios como son la anorexia y la bulimia, entre otros.

   El mismo tiempo le reclaman, también, atajar la comunicación comercial audiovisual "que fomente la presión estética presentando imágenes del cuerpo o partes del cuerpo que hayan sido manipuladas o retocadas, este señalizada como tal.

   En este sentido, pone como ejemplos Reino Unido, en donde se impulsó un hashtag -#filterdrop- a través del cual se denuncian contenidos audiovisuales que emplean filtros de belleza para vender sus productos y la Advertising Standards Authority (ASA) prohibió el uso de filtros de belleza a las 'influencers' patrocinadoras y a las marcas que sacaran provecho de esto.

   Del mismo modo, ha apuntado que en Francia, desde 2017, se obliga a los creadores de contenido audiovisual, como los del sector de la moda, a indicar cuando una imagen está modificada con Photoshop.

ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

   En la misma líneas, la iniciativa de ERC llama a modificaciones normativas para "asegurar la protección de los menores frente a las comunicaciones comerciales audiovisuales", asegurando que estas "no incurran en la incitación de conductas dañinas o el fomento de estereotipos por razón de apariencia física".

   Así, también quiere que se proteja a los menores garantizando "que las comunicaciones comerciales no promoverán la presión estética o el rechazo a la autoimagen apelando al rechazo social por la apariencia física, o al éxito social debido a factores de peso o estética".

   Del mismo modo, ponen el foco en los productos que están especialmente dirigidos a los niños, como son los juguetes, y llaman al Gobierno a evitar que estos anuncios o comunicaciones no reproduzcan estereotipos de carácter sexista o racista, estético o de carácter homofóbico o transfóbico o por razones de discapacidad.

Más información