Las familias necesitan que sus desaparecidos no caigan en el olvido

Actualizado 06/11/2018 13:44:31 CET
Paco Lobatón y Ana Botella en el Congreso
QSDDESAPARECIDOS

Destaca como un "nuevo problema específico" la desaparición de los menores extranjeros no acompañados que escapan de los centros

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, se ha puesto como desafío dar visibilidad a las despariciones, a través del Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), y trasladar al ámbito jurídico las necesidades de las familias.

Así lo ha señalado durante su intervención de la Jornada parlamentaria 'Soluciones jurídicas a las desapariciones de personas', celebrada este martes en el Congreso, en donde ha explicado la labor que ha iniciado su departamento en esta materia desde que el PSOE ha llegado a la Moncloa.

Botella se ha referido a la creación, por parte del Gobierno del PP en febrero de 2018 del CNDES que, según ha explicado, no tiene una vocación burocrática o institucional, sino "la voluntad de ser un punto central de referencia para impulsar los trabajos de la administración en esta materia", porque, además del trabajo policial, Botella defiende la necesidad de que exista una puerta de comunicación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad, la administración y la ciudadanía.

Este fin que se ha puesto la secretaria de Estado se ha traducido, según ha explicado, en un Plan de acción que se basa en una estrategia para que las desapariciones no caigan en el olvido y en la invisibilidad. "La gran lucha es que no haya el olvido y la invisibilidad que rodea a este tema", empezando, según ha indicado, por incluir al CNDES en la web del Ministerio del Interior.

SE IMPLICA A POLICÍAS AUTONÓMICAS Y LOCALES

Botella ha indicado que, aunque parezca una pequeña aportación, significa facilitar al ciudadano información y que este tenga una referencia y un punto de enlace cuando surja este problema.

Pero, además, este Plan de acción se asegura de que haya un equipo mínimo de personal en la Secretaría de Estado que se ocupe de este tema, es decir, "que haya constancia en el trabajo" en desapariciones. También se ha incluido por primera vez a las policías locales y autonómicas en los grupos de trabajo sobre esta materia, y se van a revisar las dos instrucciones actuales sobre esta materia.

Botella también ha señalado la importancia de "dar pasos estructurales a nivel legislativo". "Tenemos el desafío de intentar trasladar al ámbito jurídico las necesidades de estas situaciones tan dramáticas", ha apuntado, para señalar que los poderes públicos, como mínimo, tienen que "dar soluciones a esta situación y paliarlas en la medida de lo posible".

Sobre este trabajo del CENDES ha hablado también en el acto su responsable, el coronel Jaime Cereceda, quien ha apuntado que, en España, anualmente se registran entre 20.000 y 25.000 denuncias por desaparición y ha advertido de un "nuevo problema específico" al que se deben enfrentar: la desaparición de menores extranjeros no acompañados (MENA) que se escapan de los centros de acogida y, en el caso de ser hallados, sueles ser reincidentes.

FALTA DE PUBLICIDAD DE LAS ACCIONES

Cereceda ha insistido en la visibilidad de este problema, aunque también ha hecho autocrítica señalando la falta de publicidad que se le ha dado a algunas de sus medidas, como la aplicación AlertCops. "Poca gente sabe que con esta aplicación se puede seguir y localizar a nuestros seres queridos", como personas con discapacidad o problemas cognitivos, menores, o familiares que salen a actividades al aire libre, que pueden ser rápidamente localizados por los cuerpos de seguridad gracias a este sistema.

Durante las jornadas, también han participado familiares de desparecidos como Ángeles Zurera, Borja Lázaro, Alberto Pérez o Diana Quer. El padre de esta última, Juan Carlos Quer, se ha dirigido a los representantes políticos para denunciar que un país como España no se puede "permitir el lujo de ignorar del modo en el que se está ignorando a un colectivo que no es menor". Además, ha señalado que "cuando alguien desaparece no deberían desaparecer sus derechos también".

"Eso es indigno en una sociedad como la nuestra", ha criticado para pedir a los políticos que "no permitan que los desaparecidos sean una lacra en este país" y reclama su compromiso para poner a disposición de este problema "los recursos necesarios" y "una respuesta social" para todo el colectivo.

Mejorar el banco de ADN, el derecho al olvido en las redes sociales de los desaparecidos, que en los presupuestos del próximo año se incluya una dotación económica para la continuidad del CNDES y aumentar su equipo de trabajo, son otras de las reclamaciones que los familiares y las asociaciones de desaparecido han realizado durante las jornadas.

Para leer más