Publicado 29/12/2021 15:44CET

ONG de infancia piden que el cierre de los colegios sea "el último recurso" como medida para frenar la Covid

Una niña entra en el colegio público CEIP Antonio Machado, en Valencia.
Una niña entra en el colegio público CEIP Antonio Machado, en Valencia. - Rober Solsona - Europa Press

   MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las ONG de infancia han pedido que el cierre de los colegios ante el avance de la variante Ómnicron sea "el último recurso" para frenar la pandemia de la Covid porque consideran que "podría agravar" los problemas de salud mental de los menores, y han reclamado mejorar las condiciones de conciliación para las familias con hijos e hijas a cargo, sobre todo cuando se infecten o estén obligados a realizar cuarentenas.

   "Recibimos la noticia con mucha preocupación porque creemos que lo último que tiene que cerrase son escuelas y lo primero que tiene que abrirse son las escuelas", ha subrayado, en declaraciones a Europa Press, el director de la Plataforma de Infancia, Ricardo Ibarra, después de que algunas comunidades autónomas como Madrid o Extremadura hayan abierto el debate sobre si se debería retrasar la vuelta al colegio tras las vacaciones de Navidad.

   El Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación y FP celebrarán una reunión conjunta con los consejeros de las comunidades autónomas el próximo martes, 4 de enero, para analizar este punto.

   A juicio de Ricardo Ibarra, si hay que tomar medidas para gestionar la pandemia, "que es algo comprensible", hay que pensar en otras alternativas, antes que las escuelas, porque el cierre de las mismas tiene "un impacto muy grande en los derechos de la infancia, especialmente de los más vulnerables, que no pueden seguir la educación de la misma manera".

   "Los niños de entornos vulnerables no tienen acceso a dispositivos electrónicos, no pueden seguir igual las clases, ni la calidad de la educación es la misma a distancia", ha puntualizado. Además, ha añadido que la escuela tiene "un rol más allá del meramente académico" pues es un espacio de "socialización", tiene efectos sobre la "nutrición" de los niños y niñas, sobre el tiempo que pasan delante de las pantallas y también son importantes para la "detección de la violencia".

   Asimismo, Ibarra considera "muy preocupante" que se plantee retrasar la vuelta al colegio "sin ofrecer alternativas" de conciliación para los padres y madres que tienen que volver al trabajo, y reclama permisos para los progenitores en caso de que sus hijos e hijas sean confinados.

   En la misma línea, desde Save The Children piden que el cierre de los centros educativos sea "la última opción" porque puede "agravar" los problemas de salud mental de los menores, y reclaman mejorar las condiciones de conciliación para los padres y madres.

   "A estas alturas ya contamos con suficiente evidencia sobre el impacto negativo que la no asistencia presencial a los colegios ha tenido sobre el aprendizaje y el bienestar de niños, niñas y adolescentes y, de forma más acuciada, en quienes están en contextos con menor nivel socioeconómico", ha advertido la directora de Incidencia Social y Política de Save the Children, Catalina Perazzo.

   Asimismo, ha precisado que, aunque los niños y las niñas han dado "grandes lecciones de adaptación y resiliencia", no hay que olvidar que "la pandemia ya ha causado estragos en su salud mental".

   Después de dos años de pandemia y ante la actual ola, Save the Children precisa que existe un consenso desde la Agencia Europea de Control de Enfermedades hasta la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para que el cierre de colegios sea una medida de último recurso.

REDUCIR AFOROS EN OTROS ESPACIOS DE MAYOR RIESGO

   Por ello, propone que se exploren soluciones "alternativas" como la limitación de aforos en otros espacios de mayor riesgo, y señala la importancia de mantener abiertos los parques infantiles, espacios al aire libre necesarios para la salud y bienestar, físico y mental de los niños.

   Igualmente, reclama que se mejoren las condiciones de conciliación para las familias con hijos e hijas a cargo, sobre todo ante posibles cuarentenas. En concreto, propone aprobar permisos retribuidos que permitan reducir la jornada de hasta el 50% para ambos progenitores, a partes iguales, y hasta e 100% de la jornada en el caso de familias monomarentales y monoparentales.

   Asimismo, desde UNICEF se remiten a un comunicado que publicaron a mediados de este mes de diciembre en el que pedían que aunque la variante Ómicron siga avanzando, los cierres de escuelas sean "el último recurso".

   "Los casos de COVID-19 están aumentando de nuevo en todo el mundo, cada vez más avivados por Ómicron, una nueva variante preocupante en la que los expertos en salud pública y los científicos están trabajando mucho para tratar de comprenderla. Entre la creciente incertidumbre, muchos gobiernos están sopesando si mantener las escuelas abiertas. Hay algo de lo que sí estamos seguros: otra ola de cierres de escuelas generalizados sería desastrosa para los niños", señalaba la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Contador