La ONU denuncia que cada vez son más los niños reclutados por la alianza Séléka en la República Centroafricana

Actualizado 26/04/2013 13:18:23 CET

Naciones Unidas alerta del incremento en el número de abusos contra los derechos de los niños

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La representante especial de la Secretaría General de la ONU para Conflictos Armados, Leila Zerrougui, ha advertido del aumento de las violaciones de los derechos de los niños, entre las que se incluyen asesinatos, agresiones sexuales y reclutamiento en grupos armados, en la República Centroafricana (CAR) a Séléka, una coalición de grupos rebeldes que se hizo con el poder el mes pasado.

"Se ha registrado la presencia de niños en las filas de la alianza Séléka en diferentes ciudades controladas por la coalición. Lo niños, uniformados y armados, son obligados a patrullar, llevar a cabo controles y participar en saqueos", ha denunciado Zerrougui.

Según el comunicado, la representante especial ha pedido a todos los comandos militares que están a cargo de diferentes grupos armados de la alianza que liberen "inmediatamente" a todos los niños que se encuentran reclutados en sus filas.

Tras la ofensiva lanzada el pasado diciembre por la coalición Séléka, el aumento de los ataques contra los civiles y las violaciones de los Derechos Humanos han aumentado, según la ONU.

A pesar del acuerdo de paz firmado el pasado mes de enero en Libreville, la capital de Gabón, y que estableció la constitución de un Gobierno de unidad compuesto por líderes rebeldes, opositores civiles y seguidores de Bozizé, los insurgentes reanudaron sus ataques a finales del mes pasado e invadieron Bangui, la capital de RCA.

Zerrougui ha resaltado que la anarquía y la inseguridad que exiten en el país son un "caldo de cultivo" para el reclutamiento de niños. "Insto a todos los comandos militares a que liberen inmediatamente a los niños que están entre sus filas y exijo que se abstengan de continuar reclutando y utilizando a niños", ha destacado.

Naciones Unidas ha subrayado que cerca de dos millones de niños necesitan ayuda humanitaria urgente y que muchos centros educativos han cerrado sus puertas, dejando a unos 166.000 niños sin acceso a la educación.

Esta semana, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alertó de que al menos 250.000 niños que empezaron primaria en el curso 2012-2013 y unos 30.000 que cursan secundaria podrían perder el año escolar a causa del conflicto en República Centroafricana (RCA).

A través de un comunicado divulgado el miércoles, UNICEF pidió a las autoridades centroafricanas que llevasen a cabo "acciones rápidas" para la reapertura de las escuelas y evitar así, que casi 300.000 niños pierdan el año lectivo.