Save the Children pide el fin de las detenciones de menores extranjeros solos y de la venta de armas

Publicado 20/05/2019 17:49:18CET
SAVE THE CHILDREN - Archivo

   MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   Save the Children pide el fin de las detenciones migratorias de menores extranjeros y que se suspenda la venta de armas a países en conflicto, entre las cinco propuestas que han enviado a los principales candidatos españoles a las elecciones europeas que se celebran el próximo domingo 26 de mayo.

   "Pese a los muchos logros conseguidos en las últimas décadas en lo referente a los derechos de la infancia y su protección, aún quedan muchos retos por delante. La Unión Europea debe recuperar la exigencia perdida en la defensa de la población civil en zonas de conflicto, debe acabar con la lacra social que suponen la violencia y la pobreza infantil en Europa y debe exigir a sus Estados miembros el respeto del derecho internacional, asegurando operaciones de búsqueda y rescate y el desembarco en puerto seguro de las personas que necesiten ayuda", ha enfatizado el director general de Save the Children, Andrés Conde.

   Así, la ONG pide la creación de un sistema común de migración y asilo con perspectiva de infancia, que incluya mecanismos compartidos para el reparto de responsabilidades en las tareas de salvamento, acogida y protección; y el fin de las detenciones migratorias de menores extranjeros. Según datos de Eurostat, en 2018, 20.000 niños, niñas y adolescentes que migraron solos buscaron refugio en Europa.

   Por otro lado, Save The Children reclama la suspensión de la venta de armas a países en conflicto, el reconocimiento de la situación de emergencia humanitaria en que se encuentra el Triángulo Norte de Centroamérica y la aplicación de la Declaración de Escuelas Seguras, un instrumento político a través del cual los Estados reconocen los distintos obstáculos y peligros que afectan a la educación durante los conflictos armados y formulan compromisos para mejorar la protección de la infancia.

   La organización también pide que se tomen medidas "contundentes" contra los perpetradores de ataques contra la infancia y denuncia que "en las guerras actuales los menores se han convertido en un objetivo: por cada soldado muerto en combate hay 5 niños asesinados". En todo el mundo, 420 millones de niños y niñas viven en países en guerra.

   Asimismo, Save the Children insta a los políticos a que pongan el foco en la pobreza infantil. En este sentido, propone inversión en el marco financiero multianual y la adopción e impulso del plan integrado de Garantía Infantil, con el que garantizar que los niños y niñas en situación de pobreza y exclusión puedan acceder a los servicios básicos.

   Además, la ONG pide el desarrollo de convenios y estrategias de protección a la infancia para acabar con la violencia. El Consejo de Europa estima que uno de cada cinco menores europeos son víctimas de abuso sexual y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Europa 44 millones de niños, niñas y adolescentes sufren maltrato físico y 55 millones, maltrato emocional.

CASA DE LOS NIÑOS CONTRA LA VIOLENCIA

   En este sentido, Save the Children plantea el mantenimiento y ampliación del modelo nórdico de 'Casa de los Niños', un espacio donde estén centralizados y coordinados todos los recursos que intervienen en un caso de violencia contra la infancia para evitar que el niño o la niña tenga que acudir a múltiples instituciones.

   La última de las medidas que plantea la ONG consiste en priorizar la equidad e inclusión educativa en los Fondos Estructurales y de Inversión y tener en cuenta la segregación y la desigualdad de oportunidades en la Estrategia Europea de Educación 2020.

   Para la organización también es fundamental hacer un seguimiento al cumplimiento del Pilar Europeo de Derechos Sociales, "especialmente de los principios referidos a la educación de calidad e inclusiva y al cuidado de primera infancia".

   La ONG pide, finalmente, que el principal reto del Parlamento Europeo y las instituciones europeas sea "preservar y defender los derechos de la infancia en toda Europa a través de la participación infantil, la creación de una nueva Agenda Europea de Infancia, el restablecimiento del Intergrupo de Derechos de Infancia del Parlamento Europeo y la inversión en infancia y adolescencia en el marco financiero multianual".