18 de febrero de 2020
 

La Seguridad Social concedió 3.782 ayudas para cuidado de hijos con enfermedad grave en 2019, un 18,5% más que en 2018

Publicado 14/02/2020 17:21:28CET
Edificio de la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social, en Madrid (España), a 6 de febrero de 2020.
Edificio de la sede de la Tesorería General de la Seguridad Social, en Madrid (España), a 6 de febrero de 2020. - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Seguridad Social ha reconocido en 2019 la prestación para el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave a un total de 3.782 padres y madres trabajadores, según ha informado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La cifra supone un aumento interanual del 18,5 por ciento, según los últimos datos que constan en el organismo público.

El número de procesos vigentes a 31 de diciembre de 2019 alcanzó los 6.878, frente a los 5.893 concedidos en 2018. El crecimiento interanual que se registra cada año, en 2019 fue del 16,7 por ciento, confirma la "necesidad" de una prestación que permite a los trabajadores compaginar el cuidado de sus hijos con enfermedad grave con su tarea profesional.

Asimismo, el Ministerio ha destacado que la duración media de los procesos que finalizaron en este último año fue de 406,64 días.

El año pasado, la Seguridad Social amplió el catálogo de dolencias graves que pueden dar lugar al reconocimiento de la prestación e incluyó tres nuevas patologías pediátricas. Además, estableció la posibilidad de dar cobertura a otras patologías graves que, por indicación expresa del facultativo, precisen de cuidados permanentes en régimen de ingreso hospitalario u hospitalización a domicilio.

De este modo, se completó así la normativa aprobada en 2011 por la que se creó la prestación. También incluye un modelo de declaración médica sobre la necesidad de cuidado continuo del menor denominado 'Declaración médica para el cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave'.

La prestación para cuidado de hijos con cáncer o enfermedad grave, en vigor desde hace nueve años, supone una prestación económica que permite a los progenitores biológicos, adoptantes o acogedores reducir su jornada de trabajo en, al menos, el 50 por ciento para el cuidado del menor a su cargo afectado por cáncer u otra enfermedad grave. La condición es que ambos progenitores trabajen, aunque solo se reconoce a uno de ellos.

En los nueve años de vigencia, la Seguridad Social ha reconocido este de subsidio, en su mayoría, a través de las mutuas, a 17.597 familias.

Contador

Para leer más