Denuncian la muerte de 34 migrantes tras hundirse su patera frente a la costa de Marruecos

Actualizado 02/10/2018 11:45:24 CET
Patera llegada a las costas de Lanzarote
CEDIDA - Archivo

   MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La activista española Helena Maleno ha denunciado este martes 2 de octubre la muerte de 34 personas migrantes, entre ellas dos niños, que viajaban junto a otras 26 personas a bordo de una patera frente a la costa de Marruecos.

"34 muertos, entre ellos un bebé y un niño, de la patera con 60 personas que antes de ayer se hundía frente a Marruecos. 24 horas estuvieron pidiendo auxilio y les dejaron morir lentamente", denuncia esta activista de Caminando Fronteras en su cuenta de Twitter, donde ha alertado desde el pasado domingo 30 de septiembre de la desaparición de esta embarcación con 60 personas a bordo.

En declaraciones a Europa Press, Maleno ha explicado que a las cinco de la mañana del domingo llegaron las primeras llamadas de auxilio de los ocupantes de esta embarcación que "se hundía sin que las autoridades marroquíes hicieran nada por impedirlo". Además, ha indicado que Salvamento Marítimo español ofreció su colaboración, pero fue rechazada: "Marruecos dijo que no, que se encargaban ellos".

Para esta activista que trabaja en el norte de Marruecos, "este es probablemente el verano más mortífero" y calcula que al menos han muerto ahogadas 200 personas en su intento por llegar a la costa española. "200 muertes evitables", ha recalcado, para añadir que los dos estados "son culpables"

"El Gobierno español no está haciendo ningún esfuerzo en defender el derecho a la vida, solo en colaborar con Marruecos en la militarización, represión y criminalización", ha subrayado Maleno, que ha insistido en que con el Ejecutivo de Pedro Sánchez "la situación es horrible".

La consecuencia directa, a su juicio, es la "salida desesperada" en condiciones materiales "muy malas" de todas aquellas personas que se agarran a cualquier ofrecimiento de las mafias para salir del continente africano hacia Europa "cuanto antes".

Maleno exige "en memoria de las víctimas y sus familias" que España y Marruecos centren sus esfuerzos en coordinarse para proteger "el derecho a la vida" de las personas migrantes y ha insistido en que los dos países tienen que poner en funcionamiento sus servicios públicos para evitar que la gente de ahogue en el mar.