Publicado 24/07/2022 12:02

Antonio Cuadri dirige 'Si todas las puertas se cierran' sobre la trata: "Este problema no se termina con un decreto ley"

Antonio Cuadri en el rodaje de 'Si todas las puertas se cierran'.
Antonio Cuadri en el rodaje de 'Si todas las puertas se cierran'. - BOSCO FILMS

   MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El guionista y director de cine Antonio Cuadri, que finaliza este fin de semana en Roma el rodaje de 'Si todas las puertas se cierran' para sensibilizar sobre la trata y la prostitución, ha advertido de que este es un problema que "no se termina con un decreto ley" sino que hace falta una "revolución interior".

   "Es un problema candente que ha preocupado y debe preocuparnos, creo que con esto es difícil terminar, no se termina con un decreto ley o con una legislación; como tantos problemas humanos, es una revolución interior, un cambio", ha explicado Cuadri en una entrevista con Europa Press, con motivo del rodaje que corre a cargo de Ulises Producciones. El estreno de la película, que será distribuida por Bosco Films, está programado para el próximo año 2023.

   La película, basada en hechos reales, narra la historia de tres mujeres que pertenecen a diferentes épocas pero unidas por el problema de la trata con fines de explotación sexual. Una de ellas es la madre fundadora de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, Antonia María de Oviedo y Schönthal (1822-1898). Esta congregación nace precisamente con el fin de ayudar y proteger a las mujeres que son víctimas de la trata y se encuentran en contexto de prostitución.

   Las otras dos protagonistas son personajes de la actualidad: Rebeca, de 25 años, y Sharik, de 27. La primera vive en Madrid y trabaja como maestra en un colegio concertado donde conoce a Alika, una alumna de 6 años cuya madre, Sharik, siendo apenas una adolescente, es vendida a un hombre mucho mayor que ella.

   Cuadri explica que tuvo la idea de esta película después de entrar en contacto con esta realidad a través de su mujer, que es educadora social y trabajaba en proyectos de integración de mujeres en exclusión, víctimas de trata y prostitución. Fue entonces cuando conoció la labor que hacían las Hermanas Oblatas y quiso contarlo.

   Si bien, no solo quiere quedarse en la denuncia de este problema sino también mostrar el trabajo desinteresado de las religiosas. "Mostrar también el lado positivo, que hay toda una serie de personas que de manera desinteresada y altruista, se ocupan de acoger, integrar y evitar la exclusión y la soledad de estas mujeres", ha precisado.

   El final del rodaje ha coincidido con la reciente aprobación en el Congreso de una proposición de ley del PSOE para abolir la prostitución. Cuadri ha precisado que este problema no se termina con una legislación y se pregunta "quién es capaz de dictar doctrina sobre esto".

   "Al final es un círculo vicioso en el que ves la miseria en ciertas zonas de África, cómo gobiernos presas de la corrupción y los intereses más viles están abocando a muchas partes de su población a entrar en esta trata, en la prostitución. ¿Quién es capaz de dictar doctrina sobre esto? Yo no me siento lo suficientemente documentado, me limito a ver una realidad muy triste, eso sí, me emociono ante la actitud desinteresada de gente que da sin pedir nada a cambio", ha valorado.

MÁS CONCIENCIACIÓN DESDE LOS COLEGIOS

   La cantante y actriz Toyemi, que interpreta a Sharik en la película, explica que ella ya había participado en alguna manifestación contra la trata de personas y que había oído hablar de este problema en la Iglesia o "alguna vez en clase", pero considera que hay que concienciar más a la juventud en general.

   "En nuestro día a día no somos conscientes de problemas como este, la trata de personas es la esclavitud del siglo XXI, es un problema del que no se habla, que se trate este tema en la película me da esperanza de que la gente empatice", ha señalado la actriz, en una entrevista con Europa Press.

   Toyemi, cuya madre llegó a España en patera embarazada de ella, también considera que hay que hablar más de la situación que viven las personas migrantes en los colegios e institutos. En su caso, hasta que no fue adulta, su madre no le contó todo aquello por lo que había pasado en su viaje en patera.

   "Deberíamos tener más conciencia sobre estas cosas, se debería hablar más en colegios e institutos sobre esta situación", ha subrayado Toyemi. De esta forma, a su juicio, los niños tendrían "más empatía" y no habría situaciones de discriminación como a ella le ocurrió.

COMENTARIOS RACISTAS PORQUE SU MADRE LLEGÓ EN PATERA

   "Cuando estaba en el colegio, todo el mundo sabía que mi madre había llegado en patera y, en clase, por culpa de la desinformación, recibía comentarios racistas. Es importante educar a los niños en la igualdad, el respeto y la empatía", ha reclamado.

   Respecto a la tragedia ocurrida el pasado mes de junio en la valla de Melilla, donde murieron al menos 23 personas, según las cifras oficiales de las autoridades marroquíes, o 37 según las ONG, cuando intentaban cruzar la frontera, Toyemi dice que "se siente feo y se siente mal".

   "Fui a las manifestaciones y es chungo porque piensas: 'Podría ser mi madre, mi padre, mi tía, yo incluso, si hubiera nacido en otras condiciones, en otro sitio", ha advertido la actriz al tiempo que ha pedido que no haya una "doble moral" y se dé la misma acogida para todos los migrantes y refugiados, procedan del país que procedan.

Más información