Actualizado 15/06/2007 21:45 CET

Cruz Roja atendió desde marzo a 8.400 personas que intentaron llegar a Europa y fueron detenidos en Mauritania y Senegal

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española ha atendido desde marzo del 2006 a 8.400 subsaharianos que intentaron sin éxito llegar a Europa y que se encuentran en centros de detención de Mauritania y Senegal, a la espera de ser repatriados a su países de origen.

"Son personas del África subsahariana que no han logrado su sueño de llegar a Europa, que han intentado la travesía en cayuco y que han sido localizadas y detenidas", explica Jaime Bará, responsable del programa en Cruz Roja Española.

En ese momento, indica Bará, Cruz Roja les proporciona ayuda humanitaria, "muy necesaria para estas personas que muchas veces vienen sólo con lo puesto, porque lo perdieron todo intentando una travesía imposible".

Actualmente, Cruz Roja Española mantiene dos dispositivos de ayuda humanitaria en Mauritania y Senegal para personas migrantes que han sido detenidas y que esperan a ser repatriadas. Allí, con el fin de mejorar sus condiciones de vida, disponen de asistencia médica, alimentos, bebida, ropa, apoyo psicológico, así como de la posibilidad de ponerse en contacto con sus familias para comunicarles su paradero.