Interior rechaza convertir Frontex en "agencia de salvamento" para inmigrantes

Actualizado 12/03/2015 18:31:25 CET
Jorge Fernández Díaz en el Congreso
Foto: EUROPA PRESS

Fernández Díaz rechaza convertir a Frontex en "agencia de salvamento" por el "efecto llamada"

Apuesta por más cooperación con países de origen y reforzar la lucha contra las mafias

   BRUSELAS, 12 (EUROPA PRESS)

   El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha expresado este jueves su oposición a que la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) se convierta en una "agencia de salvamento y rescate" de inmigrantes por considerar que ello provocaría un "efecto llamada" para las mafias de tráfico de seres humanos y agravaría el problema.

   "Frontex es una agencia que tiene por misión securizar las fronteras y no se puede convertir en una agencia de salvamento y rescate", ha defendido Fernández Díaz a su llegada a la reunión de ministros de Interior de la UE, en el que se ha debatido cómo hacer frente al aumento de la presión migratoria y reforzar el papel de Frontex.

   "El principio humanitario siempre está presente y, por tanto, bajo cualquier circunstancia si hay unas personas cuya vida corre riesgo esas personas deben ser rescatadas. Eso es evidente", ha precisado el ministro del Interior.

   "Pero una cosa es eso y otra cosa es que se pueda generar un efecto llamada porque se desnaturalice la misión que se está realizando", ha avisado Fernández Díaz. El resultado sería, ha proseguido, un aumento de la actividad de las mafias criminales "sabiendo que poniendo a esas personas desesperadas en la mar, como estamos viendo, va a venir una especie de agencia de salvamento y rescate a llevarlos a su destino".

   "Con eso en lugar de resolver el problema lo que hacemos es acrecentarlo por el efecto llamada", ha insistido.

   Para el Gobierno, la respuesta al aumento de la presión migratoria "pasa fundamentalmente por la prevención en origen, la ayuda al desarrollo a los países de donde parte esa inmigración y la ayuda también a los países de tránsito". En este sentido, ha puesto como ejemplo la cooperación de España con Mauritania y Senegal, que logró frenar la llegada de cayucos a las islas Canarias.

   Fernández Díaz ha apostado además por "la cooperación operativa con las fuerzas de seguridad que tienen por misión luchar contra las mafias criminales que trafican con personas y que han de securizar las fronteras".

   ITALIA TIENE UN "PROBLEMA GRAVÍSIMO"

   El ministro del Interior ha admitido no obstante que el modelo de cooperación con los países de origen no funciona con Libia, de donde provienen la mayoría de inmigrantes que llegan a Italia, porque se trata de un "Estado fallido" con dos Gobiernos y dos Parlamentos y la creciente presencia del Estado Islámico en el país.

   "Italia tiene ahora un problema gravísimo. El año pasado recibió en torno a 170.000 personas que llegaron por vía marítima de forma irregular a sus costas", ha resaltado Fernández Díaz, y "si se siguen con las estimaciones que los primeros meses del año proyectan para el conjunto del año este año Italia recibiría en torno a 200.000 personas que llegarían irregularmente a su país".

   "Es evidente que tiene un problema al que por si misma y en solitario no puede hacer frente y estamos debatiendo cómo hacer frente a esa situación", ha señalado, y ha apelado a los principios de "solidaridad" y "responsabilidad compartida".