El Gobierno apuesta por fortalecer el reasentamiento de refugiados y nuevas vías de acogida

Actualizado 19/06/2019 16:03:28 CET
Entidades de Iglesia denuncian la "criminalización" y el "bloqueo de barcos" de ONG que ayudan a refugiados
CÁRITAS INTERNATIONALIS

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha reafirmado el compromiso del Gobierno para garantizar la acogida e integración de las personas que llegan a España huyendo de conflictos bélicos o persecución, con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se celebra el 20 de junio.

En una declaración institucional, el Ejecutivo ha abogado por "fortalecer" mecanismos de acogida que ya se están aplicando, como el reasentamiento, y por "impulsar nuevas vías de acogida" como el patrocinio comunitario que implica directamente a la sociedad civil en la acogida de refugiados y que se puso en marcha en el País Vasco.

"El derecho de asilo figura en el artículo 13.4 de nuestra Constitución y en 1978 España ratificó la Convención de Ginebra y el Protocolo de Nueva York, principales marcos internacionales que regulan desde entonces el Derecho de Asilo", recalca el Gobierno en la declaración.

En cualquier caso, ha asegurado que desde la Secretaría de Estado de Migraciones trabajarán para adaptar el sistema de asilo "a una nueva realidad", marcada desde hace algunos años por "un significativo incremento en el número de solicitudes de protección internacional, que en España superó las 55.000 en 2018".

Además, ha subrayado que, en el ámbito europeo, España está trabajando para liderar "un nuevo enfoque común" en materia de asilo y refugio, cuyo principal objetivo sea el de salvaguardar los derechos humanos de quienes llegan al continente huyendo del conflicto y la persecución.

Desde el Ministerio han reiterado su reconocimiento a todas las organizaciones y entidades que trabajan a diario para defender los derechos de los refugiados que llegan España. "La colaboración entre instituciones, con organismos internacionales, ONGs y entidades de la sociedad civil es clave para dar a estas personas una acogida digna, así como para facilitar la convivencia y su inclusión social", han defendido.