Rivera no cree que el debate sobre inmigración sea "la altura de un muro", como plantea Vox

Actualizado 12/09/2019 23:23:48 CET
El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso y secretario de Comunicación del partido, Fernando de Páramo y el presidente de la formación naranja, Albert Rivera,  en el Congreso
El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso y secretario de Comunicación del partido, Fernando de Páramo y el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, en el Congreso - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha rechazado, este jueves, que el debate sobre el problema de la inmigración en España sea "la altura de un muro", tal y como ha propuesto Vox en el Congreso. A su juicio, esta materia necesita un pacto nacional que, según ha explicado, ya le ofreció al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Rivera ha sido preguntado por la iniciativa registrada por los de Santiago Abascal que, entre otras medidas, pedían al Ejecutivo sustituir las vallas de Ceuta y Melilla por un muro.

"Yo no creo que la altura del muro sea el debate", ha respondido el líder 'naranja', quien ha defendido la necesidad de "reforzar" lo que ya hay en la frontera, como el número de efectivos de Policía y Guardia Civil, así como sus dotaciones, recursos y tecnología "para poder trabajar".

Para Rivera, el problema de la migración "no se resuelve con una proposición no de ley", sino que requiere "políticas de Estado" y, por ello, reclama un pacto nacional en esta materia. Tal y como ha explicado el propio diputado a los medios, él ya propuso este acuerdo a Sánchez después de las elecciones, pero el líder socialista no le ha contestado.

El presidente de Ciudadanos cree que el problema del Ejecutivo sobre migración son los "bandazos" que ha ido dando durante su mandato y que "sólo" le ha oído hablar de "labor humanitaria" ante este problema. "Compartimos la labor humanitaria", ha apuntado Rivera, para señalar que el reproche llega cuando "no" escuchan al PSOE hablar de reformar la Ley de Extranjería o de la defensa de las fronteras.